Go to ...




RSS Feed

October 22, 2017

Universidades falsas, que operan en Guatemala


Comparte:

Universidades falsas == Al inscribirse en la CCU (California Christian University) o la LUT (Latin University of Theology) sus calificaciones no valdrán nada, porque no son reconocidas ni acreditadas por ningún ente educativo.

La CCU (California Christian University) y la LUT (Latin University of Theology), desfalcan descaradamente a sus clientes y venden títulos falsos de Maestrías y Doctorados, que no tienen ninguna acreditación académica ni validez profesional.



INVESTIGACIÓN © J. Russell – Guatemala Chronicle, Actualizado Mayo 03, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página


Lejos de ser centros educativos, son empresas de lucro que se burlan abiertamente de las leyes en cada país de América Latina y corrompen la legitimidad académica.

En Guatemala abundan los políticos cínicos, empresarios codiciosos, analistas parcializados, asesores deshonestos, líderes civiles viciados y pastores Evangélicos ambiciosos, que han comprado sus Maestrías y Doctorados a estas empresas, con el propósito de engañar y hacerse pasar como;personas instruidas, dotadas de infinita capacidad y profunda integridad.

Pero todos son unos farsantes y el hazme-reír del mundo académico. Sin importar el bajo nivel educativo de sus clientes (estudiantes), la CCU y laLUT prometen; lanzar a todo aquel que les pague, a la estratosfera académica, con solo leer y memorizar algunos folletos religiosos.

El mercado que la CCU y la LUT buscan explotar, es el pésimo nivel educativo estatál en muchos de los países de América Latina, donde la mayoría de la población gana menos de $300 dólares mensuales.

Los adultos que buscan mejorar su educación en los ofrecimientos privados, pronto descubren que el costo es mas allá de su alcance.  El Licenciado guatemalteco en Ciencias de Comunicación, CEPS, escribe que las;Universidades ilegales: atentan contra el desarrollo del país.

En Guatemala, las únicas universidades autorizadas por el CEPS (Consejo de la Enseñanza Privada Superior), son; la Universidad Rafael Landívar, laUniversidad Mariano Gálvez, la Universidad del Valle de Guatemala, laUniversidad Francisco Marroquín, la Universidad Rural de Guatemala, la Universidad del Istmo, la Universidad Panamericana, la Universidad Mesoamericana, la Universidad Galileo, la Universidad San Pablo de Guatemala, la Universidad InterNaciones, la Universidad de Occidente, la Universidad Da Vinci de Guatemala, la Universidad Regional de Guatemala y la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Como parte de esta investigación, el Guatemala Chronicle le preguntó por escrito al CEPS (Consejo de la Enseñanza Privada Superior);

(1) ¿Ha recibido el CEPS alguna vez una aplicación de (la LUT y la CCU) para afiliarse o legitimarse y así poder operar como universidades legítimas? (en Guatemala)
(2) ¿Ha denegado el CEPS alguna aplicación recibida de (la LUT y la CCU)durante los últimos 5 años?
(3) ¿Han (la LUT y la CCU) pedido alguna exención de parte de el CEPS, para así tener la autoridad de emitir Maestrías y Doctorados y conducir sus otras actividades?

La respuesta proporcionada por la Secretaría del CEPS fue contundente; Las entidades a que hace referencia . . . (la CCU y la LUT) no han llevado a cabo ante el CEPS, ninguna de las acciones a que se refiere en sus tres interrogantes. Por lo tanto no pueden operar como Universidad en Guatemala”. (Secretaría, CEPS, Enero 2015).

Sin importar el país, las Universidades legítimas, jamás aceptarían créditos ni títulos de la CCU o la LUT. En Costa Rica, la CONESUP (Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada) no reconoce los créditos de estasuniversidades, mucho menos sus títulos.

En EUA, la CCU y la LUT tampoco aparecen acreditadas por la AATS (American Association of Theological Schools) que tiene normas exigentes para reconocimiento de seminarios, ni por el DETC (Distance Education Accrediting Commission del Departamento de Educación de EUA).

Por lo tanto, la CCU y la LUT no tienen ninguna autorización para ofrecer, vender o emitir títulos universitarios a distancia desde EUA y mucho menos desde cualquier otro país.

En el 2008, las Universidades Cristianas no autorizadas fueron denunciadas en EUA y entre las mencionadas estaba la LUT, acusada de; (1) Entregar títulos de Doctorados y Maestrías falsas a personas que no asistieron a clases, (2) De no poseer bibliotecas, (3) No tener oficinas, (4) No tener personal, (5) y que los graduados solo venden sus libros y dan charlas, utilizando el titulo falso de Doctorado.

En todo caso, ninguna institució legítima reconoce como valida la formación académica de los mismos profesores de la CCU y de la LUT, ya que se han auto-otorgado títulos académicos de sus propias empresas.

Los folletos de texto como la siguiente que usan para supuestamente instruir, tampoco son reconocidos, ya que deben ser de reconocida seriedad académica.ccu3Escrito por un tal Orlando A. Rodríguez del ministerio Sabio y Prudente, en la página 3, descaradamente afirma que; Todos los textos y artículos son usados con propósitos estrictamente académicos . . .

Estas empresas simplemente no cumplen ni con los más mínimos requisitos de una universidad, capaz de otorgar títulos académicos.

El uso de; literatura devocional, prédicas de Pastores, lectura de folletos religiosos, escucha de charlas motivadoras, profecías de Profetas, la compra de best-sellers por autores populistas, memorización de versículos Bíblicos, prácticas de alabanza, cursos sobre como orar a Dios, vídeos de seminaristas en YouTube, grabaciones de espectáculos religiosos y sintonizar las noches de milagros en los canales de televisión de TBN, Enlace o el Canal 27 de la Esperanza, no valen nada en el mundo académico.

j_fuentesUna de las actividades a que se dedica Jorge Alberto Fuentes, el Presidente del Área Hispana de la CCU, es hostigar a todos los que cuestionan las actividades ilegítimas de su empresa.

En Costa Rica, trató de intimidar a la FUNDEPRODE (Fundación de la defensa a los Derechos Humanos), al periódico nacional El País y al blogger César Monge Conejo, quienes revelaron las actividades corruptas de Gonzalo Ramírez Zamora, pastor Evangélico de Pasión por las Almas, abogado, congresista y representante de la CCU en Costa Rica.

Fuentes exigía que estas publicaciones borraran toda referencia a Ramírez Zamora, a quien en el 2001, se le impuso prisión preventiva por tres cargos; (1) Falsificación de la firma de un juez para levantar el embargo de siete propiedades, (2) Fraude de simulación y falsificación de documento con ocasión de estafa y (3) Asociación ilícita.

En Noviembre del 2008, se le suspendió su licencia notarial por seis meses(boletín judicial), y en el 2009, una investigación por el periodista Greivin Moya, reveló la manera en que los líderes de la iglesia Pasión por las Almas, exigían dinero a cambio de milagros.

El Ramírez Zamora goza de un Doctorado Honoris Causa otorgado por Worldwide Theological Scientific University 2013, otra universidad totalmente chafa.

De manera similar, en Enero del 2015, Fuentes amenazó al editor del Guatemala Chronicle con difamación, por el artículo que publicamos el año pasado sobre El Doctorado chafa de Cash Luna, donde examinamos la validez y legitimidad del título académico otorgado por la CCU.

A Fuentes tampoco le gustó que escribimos que; Los estudiantes reciben cursos ligeros por correspondencia en como recaudar fondos para construir edificios religiosos, iglesicrecimiento (como atraer mas seguidores para cobrarles el diezmo) Sionismo (apoyo incondicional de la nación de Israel) y promover la discriminación en contra de los gays, los indígenas, otras religiones y los derechos de la mujer . . . los estudiantes que han cometido adulterio, fornicación, actividad sexual fuera del matrimonio, usado lenguaje profano, son homosexuales o lesbianas, no son aceptados en el CCU.

Parece que hasta la fecha, Fuentes no se ha auto-otorgado aún, algún titulo académico de la CCU, aunque esto puede ser porque encuentra difícil completar los escasos requisitos o puede ser que él mismo reconoce que los títulos académicos que vende, son una farsa.

Sin embargo, Fuentes publica una revista en Español llamada El Águila, que contiene artículos y anuncios promocionando la venta de Maestrías y Doctorados ofrecidos por la CCU en los paises de América Latina.

Estos anuncios omiten revelar que el nivel de cursos que la CCU ofrece, son tan bajos que parecen paquetes de pobreza (Poverty Packs) y que el personal docente resulta ser una banda de tercer grado, conocidos por nadie y sin logros académicos, que se han auto-titulado por la misma CCU, una práctica que totalmente desacredita la legitimidad de cualquier organización de educación avanzada.

Muchas de estas empresas tienen su sede en los estados de California, Florida y Louisiana en los EUA. En California, donde la CCU tiene sus oficinas, existe un permiso  que algunas escuelas obtienen para dar clases religiosas, pero no es una acreditación, ya que no están autorizadas a emitir títulos profesionales, fuera de su iglesia o secta religiosa.

La CCU usa este documento, que obtuvo en Mayo del 2011, para engañar a los estudiantes que les pagan dinero. En Enero del 2015, se le pidió a Jorge Fuentes que nos proporcionara copias de tal permiso desde el año 2002, cuando empezaron sus actividades educativas. Hasta la fecha, no han producido algún permiso o sea, durante los primeros 9 años de operación, no se molestaron en obtener algún permiso académico.

Conforme la CCU, este permiso los autoriza vender y mercadear sus títulos académicos donde quieran, pero este reclamo es una mentira. Lo que obtuvieron en el año 2011 fue una exención religiosa, letteremitida por parte de la BPPE (Bureau of Private Postsecondary Education) de parte del gobierno estatal de California, que dice claramente;

Esta exención continuará hasta que:
(1) La CCU ofrezca títulos y diplomas fuera del ámbito de las creencias y prácticas de su iglesia, denominación religiosa u organización religiosa.
(2) La CCU ofrezca títulos en todo ámbito de las ciencias físicas.
(3) La CCU deje de ser una organización religiosa no de lucro.
(4) Se presente cualquier otro factor que rendiría la institución, in-eligíble de esta exención bajo sección 94874(e)(1) de la CEC(California Education Code).

La BPPE entiende que la CCU es; Una institución propiedad de, controlada, operada y mantenida por una organización religiosa . . . o sea una iglesia.

En otras palabras, la CCU es nada más que un departamento de su iglesia matriz, al igual que su Escuela Dominical para niños, su Ministerio de Alabanza que maneja la música o el grupo de viejitas que cocina los tamales para ocasiones especiales.

Cualquier abogado medio competente, podría mostrar que la exención emitida por el BPPE; Unicamente autoriza a la CCU, regalar certificados de títulos decorativos en el estado de California, a los miembros de su misma iglesia, denominación o secta.

Sin embargo, la CCU afirma en su material promocional, ser una organización ínter-denominacional (esto viola las condiciones de la exención) y que puede vender títulos académicos a larga distancia (otra violación de la exención) en los países de América Latina.

Su publicidad dice; Es un gusto para California Christian University el poner a la disposición de todos los Cristianos en Estados Unidos y alrededor del mundo nuestros programas de ASOCIADO, LICENCIATURA, MAESTRIA Y DOCTORADO EN TEOLOGIA . . . a distancia y por extensiones.

Una de las estrellas teológicas que se graduó del CCU en el año 2002, es el Dr. Cash Luna, en donde obtuvo un Doctorado en Ministerios Pastorales. (Véase El Doctorado chafa de Cash Luna).

La credibilidad de la CCU es auto-proclamada y se destaca por ser otra de las numerosas fábricas de títulos falsos que no tiene un campus y tampoco está acreditada. La CCU y la LUT se encuentran en varias Listas Negras publicadas en EUA, que advierten sobre sus prácticas.

La CCU cobra $150 dólares por materia (Total de 24 Materias) para obtener un Doctorado en Ministerios Pastorales. La inscripción cuesta $100 dólares y para recibir el Diploma o Certificado de Graduación cuesta otros $200 dólares. Solo piden un año previo de algún Instituto Bíblico y ser miembro de una Iglesia Evangélica (Católica no cuenta)Véase detalles aquí.

Al analizar los ingresos comerciales de la CCU, el aspirante a un titulo de Doctorado en Ministerios Pastorales debe pagar la suma de $3,900.00. Esto quiere decir que al procesar unos 50 alumnos cada 30 días para el título de Doctorado en Ministerios Pastorales, la CCU recauda por los menos unos $2.5 millones de dólares cada 12 meses, sin contar los cobros por otros títulos que ofrecen.

La LUT (Latin University of Theology) exige aun menos que la CCU y sus requerimientos académicos son una vergüenza; Todos pueden ser parte de la manada como nos dijo Nietzsche.

Para aceptar y graduar a una persona con una Maestría en Consejería Bíblica, la LUT requiere 130 unidades, pero 65 son acreditados por alguna experiencia ministerial.

Los únicos requisitos son: (1) Haber cursado algunos Estudios Religiosos, (2) Presentar evidencias de estar ejerciendo el ministerio, (3) Cartas de otros pastores con recomendaciones, (4) Entregar un currículo de vida, (5) Completar el documento de admisión, (6) Entregar el cheque y esperar la aprobación de la Maestría, otorgado por el Departamento Académico de la LUT.

El sistema es maravilloso, ¡Nadie falla, todos se gradúan! Para el que se muere por obtener un Doctorado de la LUT, es igual de fácil; con solo 24 créditos adicionales y otro cheque, ¡El Doctorado es suyo!

El Coordinador Internacional, super vendedor y dueño de la franquicia Latinoamericana de la LUT, es el eminente académico y Super Apóstol Rony Chavez, quien afirma tener tres Doctorados:
(1) Doctorado Honoris Causa en Divinidades de la LUT (2003)
(2) Doctorado en Teología y Ministerio Pastoral también de la LUT (2004) y un
(3) Doctorado Honorario en Ministerios del Cannon Bible College & Seminary, aunque esta institución no existe.

El Apóstol Rony Chavez ha participado en numerosas actividades y reclamos fraudulentos durante su meteórica carrera espiritual.

Una de las mas famosas fue su supuesta Escala a la cumbre del Monte Everest en 1997, acompañado por la víbora de Apóstoles y Profetas, Ana Mendez Ferrell.

El jefe de Chavez, es el Apóstol Morris Cerullo, otro Charlatán y Curandero que viaja alrededor del mundo curando lo incurable, recaudando dinero fraudulentamente y defraudando al fisco. Su apodo es El Padrino y por muchos años ha sido; una enorme espina infecciosas, atascada en el cuerpo de la iglesia Cristiana.

Cerullo es el dueño de la cadena de televisión INSP (El Canal de la Inspiración), la cual usa para desfalcar a millones de ancianos, viudas y pobres, en los EE.UU y los países tercermundistas.

Los frutos de su obra incluyen una mansión de 1,000 metros cuadrados en la ciudad de San Diego, California, un jet privado Gulfstream G4, 2 pilotos de tiempo completo, numerosos automóviles lujosos, un sueldo de $2.5 millones de dólares anuales, más todo el dinero adicional que se roba.

Los logros del Apóstol Rony Chavez son tan numerosos, que sería imprudente tratar de listarlos todos aquí. Lo que mas resalta es la similitud de Chavez con el otro renombrado charlatán Ron L. Hubbard, fundador de la Iglesia de Cienciología, quien en 1953, obtuvo un Doctorado de Sequoia University (tampoco acreditada), propiedad de Joseph Hough, un quiropráctico de Los Angeles como; Reconocimiento de su notable trabajo en la ciencia de Dianetics y por ser una inspiración a tanta gente . . . “, después de mandarle un telegrama a Hough pidiendo un Ph. D. urgentemente que decía; Dios mio apúrate, mi trabajo aquí totalmente depende del título. En 1971, las autoridades de California cerraron la Universidad de Joseph Hough, quien huyó y se volvió un prófugo.

Para graduarse con un titulo en Teología de una escuela reconocida, lleva entre 4 y 5 años de estudio serio y a un Sacerdote Católico, le exigen que estudie por lo menos 7 años.

El programa de estudios de la LUT, comercializado por Rony Chavez es una falacia y carece de todos los requerimientos técnicos, legales y administrativos. Es tan escueto que ni siquiera se asemeja a un programa educacional legítimo, de cualquier país.

Como dice Rony Chavez; Curso de 80 horas, equivalente a diez días naturales de seminario intensivo . . . seguidamente una graduación, con un título reconocido.

En otras palabras; En un lapso de 15 días, cualquier persona, aunque carezca de estudios primarios y secundarios (sexto grado y bachiller en educación media), podrá disfrutar de un Doctorado o una Licenciatura en Teología. ¡Que farsa! Es admirable el montaje, organización y descaro de esta mentira.

Al evaluar los ingresos de esta operación comercial, el aspirante a un titulo de Doctor en Teología de la LUT”, debe pagar la suma de $1,950.00.

Esto quiere decir que al procesar 30 alumnos cada 15 días para el título de Doctor en Teología, esta entidad recibe al menos $1,400,000 (un millón, cuatrocientos mil dólares) cada 12 meses, sin contar los cobros por otros títulos.

Lo que ofrece la LUT (Latin University of Theology), ni siquiera contempla un programa educacional para estudios superiores, y una vez más reiteramos; La aceptación de un título universitario en Guatemala deberá estar avalado por el CEPS, en Costa Rica, deberá estar avalado por el CONESUP y en otros paises por la autoridad competente, de lo contrario es un titulo falso y este delito tiene un nombre: Falsedad Ideológica.

Como vimos anteriormente, por ley, Acreditación de universidades tiene que ser por una entidad oficial. Las acreditaciones que la CCU y la LUT afirman tener, son sitios de internet que ellos mismos han creado o algunas organizaciones que tampoco son acreditadas y en muchos casos, ya no existen.

Sin embargo, numerosos Políticos, Pastores, Apóstoles y Profetas, compran estas Maestrías y Doctorados para aparentar ser más instruidos, sabiendo que estos títulos son fraudulentos.

Por el otro lado, hay numerosos casos de personas que después de pagar su dinero a la CCU y la LUT, descubren que no solo han sido estafados, pero que los créditos y títulos que recibieron, no son reconocidos por nadie.

Es imposible fiar en la legitimidad de las Maestrías y Doctorados de los ministros Evangélicos y políticos, ya que hay numerosas empresas teológicas fraudulentas en América Latina vendiendo grados de dr honoris causa, a todo aquel que les pague.

Algunas de las víctimas de esta timada académica, son inocentes e ingenuos, pero la mayoría que conscientemente hacen el trámite son personas cínicas y deshonestas, de baja auto-estima, cuya única intención es defraudar al publico, al igual que un falsificador de billetes que defrauda a las tiendas con moneda falsa.

La mayoría de sectas Evangélicas, enseñan que la educación académica en las universidades legítimas es una de las principales amenazas a la Fe Cristiana y afirman que la educación laica, es un complot orquestado por Satanás, que ciega la mente a las verdades doctrinales del Cristianismo.

Temen y aborrecen toda institución de teología legítima y re-nombrada, ya que es allí donde los alumnos aprenden a cuestionar e investigar el origen y la validez de sus doctrinas.

Esto los aterroriza, porque a menudo el alumno se gradúa con mucho conocimiento sobre el tema y poco entusiasmo por un sin fin de aberraciones doctrinales, que las más de 60,000 sectas Evangélicas afirman como hechos.

Para contrarrestar esta amenaza, los líderes Evangélicos han establecido sus propias instituciones teológicas como la CCU y la LUT, que mercadean títulos inútiles y falsos, a quien sea.

En estas escuelas enseñan a los ingenuos, numerosas realidades alternas y el único previo requerimiento educativo, es que el estudiante haya sido Lavado en la Sangre de Cristo, sea miembro de alguna iglesia Evangélica o que tenga el deseo de servir al Señor, burlándose así de los centros válidos y reconocidos de educación.

Sin embargo, a los Evangélicos les encanta obtener y disfrutar de sus Maestrías y Doctorados, aunque sean chafa. Entre ellos, el fenómeno de títulos catedráticos falsos, ha llegado a ser un repositorio de ignorancia y una orgía de auto-proclamación, que devalúa los elementos de la intelectualidad, que son; El estudio, aprendizaje y conocimiento de algún tema, para el logro de la objetividad.

Como resultado de esta falta de honestidad intelectual y moral, las calificaciones teológicas Evangélicas, han sido sistemáticamente rebajadas y prostituidas de tal manera, que ya no valen nada.

Sin importar las excusas y justificaciones en que se refugian, la CCU y la LUT son fachadas de sectas Evangélicas, fabricas de títulos inútiles y fuentes de ingresos espectaculares para sus dueños.

Bajo el disfraz de educación, han cambiado la Gran Comisión de id a evangelizar a todo el mundo como dijo Jesús, a Cobremos a todo mundo, por el Evangelio.

¡No digan que no les advertimos!

http://guatemalachronicle.com

Comparte:

Tags: , , ,

More Stories From Investigaciones