Go to ...




RSS Feed

October 21, 2017

PCC (Primer Comando Capital) de Brasil


Comparte:

PCC Comando

PCC El Primer Comando Capital (Primeiro Comando da Capital ) es una pandilla inspirada por el Comando Vermelho. Ambas organizaciones criminales fueron formadas por prisioneros como grupos de autoprotección en el brutal sistema penitenciario de Brasil. El PCC surgió en São Paulo durante la década de 1990, y ha librado una continua y sangrienta pelea con la policía de la ciudad. Se cree que el grupo, ahora la organización criminal más grande y mejor organizada en Brasil, cuenta con miembros en la mayoría de los estados del país, y controla las rutas de tráfico de drogas entre BrasilBolivia y Paraguay.

Historia

El Primer Comando Capital (PCC) surgió luego de la masacre de octubre de 1992 en la prisión de Carandiru, en São Paulo, en la que las fuerzas de seguridad brasileñas mataron a más de 100 prisioneros durante un motín. En agosto del año siguiente, un grupo de ocho reos que habían sido trasladados a la prisión de Taubate formaron el PCC con el objetivo inicial de buscar justicia por la masacre y para presionar por mejores condiciones carcelarias.


El grupo posteriormente comenzó a hacer uso del lema del Comando Vermelho (CV), “Paz, justicia, libertad”, abogando por la revolución y destrucción del sistema capitalista, y expresando su solidaridad con el grupo que inspiró su creación.

Durante la época de su creación, se dice que los miembros de la pandilla en el exterior de la prisión tenían que pagar una cuota de 500 reales al mes (cerca de US$250), mientras que los prisioneros pagaban unos 25 reales (poco más de US$12). Estos fondos eran utilizados para pagar abogados, sobornar a guardias y policías, así como para comprar drogas y armas. En 1999, el grupo robó US$32 millones de un banco en São Paulo, el más grande hasta el momento.

La periodista Fatima Souza fue la primera en denunciar la existencia del PCC en 1997, aunque el gobierno de São Paulo inicialmente negó sus acusaciones.

Años más tarde, el gobierno procedió a dividir a los líderes del PCC, transfiriéndolos a prisiones ubicadas a lo largo del país. Sin embargo, lo anterior les permitió profundizar sus vínculos con el Comando Vermelho en las prisiones de Río de Janeiro, y a continuar difundiendo sus ideas.

Para 2001 era imposible negar la existencia del grupo. Fue en ese año cuando coordinó la mayor rebelión jamás vista en una prisión, con cierres simultáneos en 29 instalaciones en todo el estado de São Paulo.

En 2006 lanzó una rebelión aún mayor en señal de protesta luego de que más miembros fueran trasladados a instalaciones remotas. El PCC tomó más de 70 prisiones en todo el país, manteniendo como rehenes a los visitantes y lanzaron ataques coordinados al exterior, principalmente en São Paulo.

Las ofensivas con armas de fuego y bombas incendiarias dejaron más de 150 muertos durante los días que duró el caos. Muchos de los muertos fueron policías y guardias de prisión. La violencia llegó a su fin luego de que, según algunos informes, las autoridades llegaran una tregua informal con el PCC.

Aunque actualmente el PCC juega un papel preponderante en el mercado regional de estupefacientes, existen indicios de que el grupo tiene intenciones de involucrarse en el tráfico de drogas transcontinental. Un cargamento de 3,7 toneladas de cocaína, presuntamente perteneciente al PCC, fue incautado en el puerto más grande de São Paulo en marzo de 2014 antes de partir hacia Europa y otras destinaciones. Las autoridades federales brasileñas luego reportaron que había evidencia de que el grupo criminal había coordinado con la mafia italiana ‘Ndrangheta para el envío del cargamento.

A finales de 2016 la larga alianza del PCC con el CV habría llegado a su fin. A partir de este hecho se desató una oleada de violencia que se extendió hasta principios del 2017 y sacudió las cárceles brasileñas. Con la delicada situación de seguridad que se vive actualmente en algunos estados brasileños se teme que esta violencia llegue también a las calles.

Liderazgo

Dos miembros fundadores del PCC, José Marcio Felicio, alias “Geleiao”, y César Augusto Roriz da Silva, alias “Cesinha” fueron expulsados del grupo en 2002, y fundaron una organización rival, el Tercer Comando (TC). Según la policía brasileña, en la actualidad existen cuatro líderes principales del PCC y Marcos Willians Herbas Camacho, alias “Marcola”, se desempeña como el máximo líder.

Image result for primer comando capital brazil

De los cuatro, Marcola, junto con Rogério Jeremias de Simone, alias “Gegê do Mangue”, y Edilson Borges Nogueira, alias “Birosca”, se encuentran en prisión pero se dice que tienen acceso a una central telefónica que les permite realizar llamadas de conferencia desde el interior de la cárcel, con el fin de coordinar sus actividades. Las autoridades creen que el otro líder, Fabiano Alves de Souza, alias “Paca”, está ubicado en la ciudad fronteriza de Pedro Juan Caballero en Paraguay.

Geografía

El PCC está ubicado en São Paulo, pero tiene facciones en todo el país, particularmente en Paraná, Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, con una menor presencia en Río de Janeiro. Desde la ruptura de su alianza con el CV, el PCC ha comenzado a expandirse cada vez más en el estado de Río de Janeiro. En un estudio de 2013 realizado por Folha de São Paulo, se encontró que el grupo tiene presencia en 23 de los 26 estados de Brasil. Adicionalmente, un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Pública de Brasil asegura que existe una importante presencia del PCC en siete estados amazónicos enfocados principalmente en el tráfico de cocaína con Perú. También se cree que el grupo tiene intenciones de incursionar en territorio amazónico colombiano y hay indicios del uso de algunos puertos de Uruguay para exportar cocaína a África y posteriormente a Europa.

Aliados y enemigos

Inicialmente, el PCC tenía una alianza con el CV. Sin embargo, enfrentamientos entre los dos bandos en las prisiones y disputas por el control de la droga en Brasil indican rupturas de esta vieja alianza. Los enemigos declarados del PCC son Amigos dos Amigos (ADA), una facción del Tercer Comando llamada Tercer Comando Puro (TCP) y los grupos de milicias policiales.

Perspectivas

El PCC ha demostrado continuamente que todavía representar una seria amenaza para la seguridad en São Paulo; incluso en 2012 surgió un nuevo brote de homicidios selectivos luego de que la policía ejecutara a unos sospechosos de ser miembros del grupo.

Su actual conflicto con el CV se ha mantenido dentro del sistema penitenciario, sin embargo, se teme que éste se expanda a las calles.

 

https://guatemalachronicle.com/

 

Comparte:

Tags: , , ,

More Stories From Investigaciones