Go to ...




RSS Feed

December 13, 2017

NANCY BAILEY – Traficante gringa de niños


Comparte:

Nancy Bailey fundó un orfanato llamado Semillas de Amor (Seeds of Love) en Antigua Guatemala en 1996, con la intención de vender niños guatemaltecos a estadounidenses desesperados, que buscaban adoptar un niño.

Conforme la Naciones Unidas, el tráfico de niños es una forma de trata de personas y se define como el “reclutamiento, transporte, traslado, acogida y / o recepción” de un niño con fines de explotación “.


English version; NANCY BAILEY – An American Child Trafficker


INVESTIGACIÓN © J. Russell – Guatemala Chronicle – Actualizado el 01 de mayo de 2017
Usted puede cotizar / copiar / compartir este artículo, siempre que se incluya un enlace a esta página.


Con el pretexto de cuidar a niños huérfanos, Nancy recogió y albergó a un grupo (marimba) de niños que adquirió sin escrúpulos y por diversos medios, con la ayuda de abogados guatemaltecos corruptos, un equipo de médicos de dudosos antecedentes y reputación, secuestradores de niños y traficantes de personas. Todos se prestaron a este negocio por dinero.

El negocio era tan bueno, que Nancy pronto compró una gran propiedad en el pueblo de Parramos, fuera del camino de miradas indiscretas, a medio camino entre Antigua Guatemala y Chimaltenango, donde construyó su enorme “cuartel general” de varias habitaciones, rodeó el perímetro de la propiedad con muros altos e instaló más seguridad que suelen tener los narcotraficantes.

El editor del Guatemala Chronicle visitó este “cuartel general” de Nancy en Parramos en varias ocasiones entre 2006 y 2008, sobre asuntos no relacionados con niños o adopciones y era difícil saber si era un “orfanato genuino” o una “prisión de alta seguridad”, diseñado para ocultar la valiosa mercadería de niños que se encontraba tras sus paredes.

En 2007, el gobierno guatemalteco decidió detener todas las adopciones extranjeras, tras numerosas protestas de organizaciones de derechos humanos y acusaciones cada vez mayores de que los niños “adoptados” no eran de hecho huérfanos genuinos y habían sido comprados, robados o secuestrados de sus verdaderas madres o familias .

El negocio de venta de niños de Nancy fue un éxito rotundo hasta que la Procuraduría de Guatemala llamó a su puerta un día, tratando de verificar el origen y la identificación de uno de los niños pequeños, que supuestamente estaba bajo su cuidado.

Sin embargo, Nancy Bailey se negó a permitirle la entrada a los oficiales de la Procuraduría General a su recinto, por lo que organizaron una redada a la propiedad y encontraron a cincuenta y uno (51) niños pequeños, todos en el proceso de ser vendidos a compradores estadounidenses.

Muchos de estos niños estaban en varias etapas de “procedimientos de adopción” y como Nancy había recibido depósitos monetarios mayores de numerosas parejas estadounidenses, no pudo cumplir el negocio. Las quejas en su contra incrementaron y solo este lote de niños, valía más de $2 millones de dólares para ella.

Nancy siempre ha afirmado que es inocente y que la situación en que se encuentra, es porque es la “víctima de una empleada descontenta que despidió, que solo busca venganza”.

Sin embargo, información adicional descubierta por el Guatemala Chronicle, revela que Nancy Bailey ha estado asociada con gente muy mañosa en los EEUU que están en el negocio de adopciones, como detalla esta investigación a fondo titulada, AGENCIA DE ADOPCIÓN CON CARGOS de LEY RICO

En 2010, la CICIG (Comisión Internacional contra la Impunidad) en Guatemala emitió un informe que decía que había descubierto 3,342 adopciones irregulares, en su mayoría a parejas de Estados Unidos, involucrados en “redes de tráfico de niños en el país con fines de adopción ilegal”.

En 2008, los fiscales guatemaltecos del Ministerio Público emitieron una orden de captura en contra de Nancy Bailey y la acusaron de traficar ilegalmente con niños de Guatemala y venderlos en adopción ilegal por honorarios de hasta $ 40 mil dólares cada uno.

Pero Nancy decidió convertirse en fugitiva y continuaba viajando a Asia y a los Estados Unidos a través de El Salvador, desde donde podía entrar y salir de Guatemala con poco escrutinio, mientras seguía traficando a niños robados, por enormes sumas de dinero.

Finalmente, las autoridades guatemaltecas se enteraron de los movimientos de Nancy en El Salvador y le pidieron a Interpol que la rastreara en ese país. El 15 de diciembre de 2014 fue detenida en El Salvador y entregada a la policía guatemalteca en la frontera de Ciudad Pedro de Alvarado, en el departamento de Jutiapa.

Nancy tenía 63 años de edad cuado fue capturada y ha estado en custodia preventiva desde entonces, entre la prisión de Santa Teresa para mujeres y un hospital privado, porque supuestamente sufre de “hipertensión arterial”, mientras espera su juicio.

De acuerdo con los investigadores y los informes de los fiscales, resulta que Nancy no era ni “lenta ni perezosa” en “organizar” y “manejar” su banda de adopciones ilegales. Cuando no tenía toda la documentación necesaria, simplemente falsificaba documentos, pagaba a otras mujeres para fingir que eran las madres biológicas de los bebés y tenía una mara de abogados corruptos, que firmaban todos los documentos como “jurado y veraz “.

Nancy también utilizaba un equipo de doctores corruptos que eran parte de su empresa criminal. Estos firmaban cualquier documento a cambio de dinero en efectivo y proporcionaban informes falsos del ADN. Incluso los laboratorios médicos que en ese momento fueron “utilizados y acreditados” por la Embajada de Estados Unidos en Guatemala, estaban en el negocio de falsificar los resultados de ADN y de proporcionar resultados de 99,999% “Falsos pero Verdaderos” de informes de ADN para la banda.

El juicio de Nancy comenzará el 27 de abril de 2017 ante el Tribunal de Alto Impacto “A” que está a cargo de los jueces Jazmin Barrios, Silvia Bustamante y Gervi Sical. La juez Barrios es la juez que presidió el juicio del ex dictador “Ríos de Sangre” Efraín Ríos Montt y lo declaró culpable de genocidio, por lo que Nancy no obtendrá mucha simpatía de ella.

Ana Fernanda López González, acusada de falsificar los resultados de ADN en 2007 para algunos de los niños de Nancy de su establo “Seeds of Love”, está en juicio junto con Nancy Bailey. Seis (6) personas relacionadas con este caso, ya han sido enviadas a juicio.

Según la fiscal guatemalteca Katia Calderón, los cargos contra Nancy Bailey y López González son por “la captura de niños con fines ilícitos a cambio de una remuneración de hasta $ 40 mil dólares cada uno”.

Si es condenada, Nancy Susan Bailey podría recibir entre 8 a 15 años de prisión por cada adopción ilegal que hizo y con la evidencia abrumadora en su contra, el futuro de Nancy no se ve bien.

En cuanto a los muchos niños guatemaltecos que desaparecieron en América del Norte, nadie sabe realmente qué les pasó y nadie se preocupa. Las únicas personas interesadas son las que hicieron un montón de dinero de esta estafa y andan asustados por si son nombrados o implicados cuando comiense el juicio.

Mientras tanto, los amigos de Nancy Bailey en Antigua Guatemala que nunca han visto nada malo con “la venta de niños robados”, han lanzado una campaña en las redes sociales para promocionarla como una “Víctima de la Justicia Guatemalteca”.

https://guatemalachronicle.com/

Comparte:

Tags: , , ,

More Stories From Investigaciones