Go to ...




RSS Feed

December 13, 2017

Historia de la Radio “Liberación”


Comparte:

Hay muchas similitudes entre Radio Libertópolis y Radio Liberación. En 1954, el super espía de la CIA, E. Howard Hunt, había reunido a su equipo en Miami, para crear “Radio Liberación”, la estación clandestina de radio, que estaba bajo el cargo de su asistente, David Atlee Phillips. a quien poco antes de su muerte en 2007, señaló como uno de los participantes en el asesinato de John F. Kennedy.


HISTORIA ©  J. Russell – Guatemala Chronicle – Junio 16, 2017
Para Citar/Copiar/Compartir este “documento viviente, debe incluirse un enlace a esta página


Cuando empezara su operación, “Radio Liberación” afirmaría que trasmitía desde las “Selvas Guatemaltecas” y supuestamente sería la voz espontanea de los “Patriotas” Guatemaltecos, opuestos al gobierno electo. También elogiaría las “Virtudes” del movimiento de la liberación, las “Maldades” del comunismo y la “Traición” de los lideres Guatemaltecos.


Mario López Villatoro y José Torón-Barrios

La radiodifusora clandestina usaría varios nombres; “La Vóz de la Liberación”, “Radio Liberación” , “La Vóz de la Liberación para los Guatemaltecos”, “La Vóz de la Liberación Guatemalteca” y “La Vóz de la Libertád”. La programación seria una mezcla de música popular, humor, propaganda anti-gubernamental y mensajes subversivos dirigidos a los “hombres de acción”, (oficiales militares), cuyo apoyo para este complot sería necesaria.

Los locutores reclutados fueron Lionel Sisniega-Otero, Mario López Villatoro, José “Pepe” Torón-Barrios y las hermanas Sonia Orellana (17) and Sara Yolanda Orellana (18), hijas de Manuel Orellana Cardona.

En Agosto de 1955, Sonia Orellana se casó con Oscar Conde, líder del PUA y radio periodista del programa “Radio Sucesos”, conocido por sus amigos como un hombre violento, dogmático y repugnante, en la Catedral de Guatemala, oficiado por nadie menos que el Arzobispo Mariano Rossell y Arellano. Todos eran fascistas Guatemaltecos y ultra derechistas, quienes traicionaron a su país, para poder recibir sobornos fuertes de la CIA.

Lionel Sisniega-Otero

Sisniega-Otero, llegó a ser el protegido de Mario Sandoval Alarcón, el “Padrino de los Escuadrones de la Muerte” de Guatemala y fundó el partido político el MLM, “El Partido de Violencia Organizada”, como gustaba llamarlo cariñosamente. Durante su vida, Sisniega-Otero, promovía desfiles imitando los gestos de los falangistas y se empapaba con los escritos de su héroe Francisco Franco. Varias veces trató de promover golpes de Estado o fue consultado por los uniformados.

Cuando alguna asonada fracasaba, solía comentar entre amiguetes: “Si yo hubiera formado parte de la conspiración, estaríamos en el palacio”. Falleció en 2012 de cáncer, habiendo sido protegido por guarda espaldas, toda sus vida. En 1982, Sisniega-Otero, codirigió el Golpe de Estado en contra del corrupto y sanguinario Romeo Lucas García y ayudó instalar al General “Evangélico”, Efraín Ríos Montt, como jefe de estado, quien encabezó una dictadura entre 1982 y 1983, más sangrienta aún que la previa.

De camino hacia su trabajo una mañana en 1969, Torón-Barrios fue asesinado por los izquierdistas frente a su familia y López Villatoro y su guardaespaldas Julio Carrera, fueron ametrallados el mismo año en el parqueo de un supermercado en la “Avenida Montufar”, en venganza por su traición.

En sus declaraciones a favor del gobierno de Castillo Armas ante el Congreso de los EE.UU en 1954, López Villatoro se explayaba sobre el éxito de “Radio Liberación”  en que él y sus compañeros habían participado en contra de Árbenz: “Creo que los programas de radio fueron muy efectivos en términos de guerra psicológica. Hay gente que piensa que la radio clandestina contribuyó un 80% a nuestra victoria”. (Congreso de los Estados Unidos, 1954)..

Sonia Orellana

En abril de 1954, el equipo de radiodifusión se reunió en la base militar gringa, de Opa Locka en Florida, para empezar su entrenamiento técnico. Para mantener a los locutores contentos, sus novias llegaron por avión desde Guatemala para un relieve sexual y se supone que los entrenadores se encargaron de estos “servicios”, para las muchachas locutoras.

Al finalizar su entrenamiento e indoctrinación, pasaron una noche festejando en los clubes nocturnos de Miami, cortesía de la tarjeta de crédito de E. Howard Hunt.

A medias de abril 1954, el “equipo de radio” voló a Managua, la capital de Nicaragua y llegó al campamento de radio, la cual operó desde el 1 de Mayo de 1954 hasta el 4 de Julio de 1954.

Ubicado en un granero viejo, estaba el estudio y el transmisor, construido y mantenido por la empresa gringa, Pan-American Communications. Todos vivían juntos en una champa vieja. Les dieron 2 semanas para montar el radio, grabar programas y alistarse para el trabajo intenso que realizarían durante los próximos meses.

Opa Locka, Florida

Los programas de radio, tenía el propósito de fomentar el patriotismo y los valores de la sociedad Guatemalteca. El eslogan “Trabajo, Pan, y Libertad”, fue adoptado para identificarse con estos valores. Habían programas especiales para las mujeres, la juventud, trabajadores, soldados, oficiales militares y la élite; los últimos dos grupos necesitaban atención especial, porque la CIA quería que se mantuvieran inactivos o por lo menos neutrales, si no, el plan seria un fracaso.

La primera transmisión estaba programada para el 1 de mayo de 1954, el día internacional del trabajo. Siendo feriado nacional, la audiencia sería enorme. El único problema era que nadie sabia de la radiodifusora clandestina, porque éstas no pueden poner anuncios en periódicos nacionales o ¿será que si se puede?

Peladamente, unos días antes, la CIA sacó anuncios de media pagina en cada diario Guatemalteco (con la complicidad de los dueños de los mismos diarios) donde daban las horas de transmisión, y la frecuencia de banda corta, diciendo que era un programa especial de “Feriado”, que sería transmitida desde México. Prometían cantantes Mexicanos populares y al famoso comediante “Cantinflas”.

Cuando sintonizaron sus radios, oyeron algo muy diferente; “Atención Guatemala! La atención de los guatemaltecos! Radio de Liberación te habla. Este es el transmisor de Radio Liberación clandestinos, que operan en su frecuencia de onda corta desde un lugar secreto en el territorio nacional. Que nos escuchen y sepan la realidad del momento político que atraviesa Guatemala, y los progresos irrefutables del gran movimiento de liberación . . . Durante nuestras transmisiones te traemos música, comentarios y noticias en general, que demuestran claramente los crímenes de la dominación comunista y la fuerza incontenible del movimiento de liberación de Guatemala. Los transmisores clandestinos de Radio Liberación están en el aire! “.

La estrellas famosas estaban allí, pero solo en disco. Barrios y Villatoro, los locutores principales se disculparon. Explicaron que los anuncios falsos eran la única manera de avisarle al publico sobre la difusión, a razón de la reciente censura de parte del gobierno, sobre los medios noticieros.

Al principio solo transmitían dos horas al día; una hora en la mañana y otra en la noche. Los programas por la mayor parte, eran grabadas en un estudio en Florida y llevados por avión a Nicaragua. Cuando empezaron las hostilidades armadas, a medias de Junio de 1954, la transmisora actualizaba eventos cada hora.

Llevar las cintas desde Miami hasta Nicaragua, se volvió muy difícil así que la producción se pasó a donde transmitían. Las transmisiones cubrían varios temas. Cada segmento se dirigía a un grupo individual de la población. “Nuestra Campana Radial” contenía discusiones sobre el impacto de “comunismo” sobre la religión, trabajadores, agricultura, y reformas agrarias. “Rompiendo las Cadenas”, se enfocaba más sobre temas económicos. “La Mujer y la Patria: Opiniones Femeninas Sobre el Problema Comunista”, usaba las locutoras femeninas y reportaba sobre temas de esposas, madres y religión. “Sangre de Mártires”, contaba de abusos sensacionalizados en contra de los anti-comunistas. En “Descanso en Ritmo”, tocaban música de los top-hits de Norteamérica. “Pegando Centro”, transmitía amenazas contra individuos que nombraban, advirtiéndoles que entregaran sus armas.

Estos boletines, parecían hacer más legítima la causa rebelde, demostrando, que por medio de sus mecanismos de inteligencia, estaban bien informados. En todo habían 16 segmentos, que transmitían en diferente orden, durante cada transmisión.

Para los oyentes Guatemaltecos, la intriga política era mucho más divertido que cantantes Mexicanos y aquí había una radiodifusora que no solo criticaba al presidente, pero prometía que pronto seria derrotado por “rebeldes”.

Al principio, la mayoría de la población no tomó en serio a la “Radio Liberación”, pero al día siguiente el Presidente Árbenz pronunció un discurso por medio de la estación nacional TGW, denunciando a la radiodifusora clandestina. Dudas sobre la seriedad de los “rebeldes” se disiparon rápidamente, cuando la CIA prendió su equipo de interferencia de señal y bloqueó el discurso de Árbenz. Los estudiantes universitarios bromeaban que en realidad debería ser; “Aquí transmite Radio Liberación, desde un lugar secreto en la Embajada de los Estados Unidos.”

La CIA, tenía una bolsa llena de trucos, de la cual sacaron una técnica de propaganda de la Segunda Guerra Mundial llamada “La Gran Mentira”, con esto la “Radio Liberación” tenía que convencer a sus oyentes de tres cosas: (1) Movilizar a los Guatemaltecos opuestos a Árbenz. (2) Convencer a los neutrales que oponiéndose a Árbenz, no era tan mala idea, si querían estar del lado ganador. (3) Convencer a todos los que apoyaban a Árbenz, que todo estaba perdido y que no había razón alguna de continuar su lucha.

Para demostrar que pareciera que Árbenz no podía controlar eficazmente el país, “Radio Liberación” anunció, que estaba transmitiendo desde las “Profundidades de la Selva Guatemalteca”. Como dijeron los locutores, si el ejercito de Árbenz no podía encontrar una pequeñita transmisora clandestina, ¿como iban a detener a Castillo-Armas, cuando empezara su invasión?

Cable de la CIA

Conforme algunos reportes, la transmisora de la radio estaba instalada en la Catedral de la ciudad de San Pedro Sula en Honduras y usaban la torre de la iglesia como antena.

El 19 de mayo de 1954, la embajada de EE.UU en Guatemala mandó el siguiente cable secreto a la CIA que decía; “(1) El Diario de Quetzaltenango reportó que el 15 y 16 de mayo se movilizaron a 1,000 (mil) campesinos de diferentes fincas que buscaron a pie y sin resultado, a la clandestina “Radio Liberación en las montañas de El Tumbador, San Marcos con el uso de equipo improvisado, ya que “Radio Liberación” se había escuchado perfectamente en esa área y la prensa capitalina reportaba que el gobierno ofrecía una recompensa. (2) . . . Hay evidencia que “Sherwood” tiene impacto”..

Para validar sus reclamos, la transmisión fue interrumpida una noche con disparos y gritos. Los locutores empezaron a gritar “Nos encontraron”, “Nos encontraron” y supuestamente se huyeron del estudio en el momento que entraron los soldados guatemaltecos por la puerta gritando ¡“Manos arriba”! Todo era un cuento, un gran teatro. La radiodifusora y los locutores estaban en Nicaragua y el ejercito guatemalteco, ni siquiera estaba en el horizonte.

El engaño funcionó tan bien, que los oficiales Guatemaltecos monitoreando la “Radio Liberación”, creyeron que era verdadero y la Radio Nacional TGW anunció que el ejercito había encontrado y confiscado la radio clandestina. Ya no había ninguna duda, por parte de los Guatemaltecos o por la prensa internacional, de que “Radio Liberación” había estado verdaderamente transmitiendo, desde las montañas de Guatemala; obviamente. Lo había confirmado la misma Radio Nacional, tenía que ser verdadero.

Al día siguiente la estación clandestina regresó al aire; los locutores Barrios y Villatoro les dijeron a sus oyentes, que por la torpeza de los soldados de Árbenz y a cuenta del “Increíble Valor” de los guardias rebeldes de la radiodifusora, apenas habían “Salido Vivos”. La radiodifusora, dijeron ahora, estaba transmitiendo desde un lugar nuevo y más seguro, pero por el peligro inminente en que estaban, ya no habrán locutoras femeninas.

Los trucos y el engaño continuaban. Anunciaban que no era verdadero el rumor que el lago de Atitlán había sido envenenada. Transmitían mensajes falsos a rebeldes en campos non-existentes. Reportaban que Árbenz reclutaba niños al ejercito nacional, que habían numerosos defectores de las fuerzas armadas y que los pozos de agua potable estaban envenenados. Informaban sobre batallas feroces que nunca ocurrieron y confundían a los oyentes, con anuncios gubernamentales falsos.

De buena suerte para la CIA, a medios de Mayo de 1954, TGW, desactivó su transmisor para re-emplazar su antena. David Atlee Phillips de la CIA, se aprovechó de esto y acercó la frecuencia de la radio clandestina a la de TGW. Radio-oyentes tratando de sintonizarse a la TGW, ahora encontraban a “Radio Liberación”.

La Fuerza Aérea Guatemalteca, las FAG, eran un factor muy importante, capaces de ametrallar la pocas tropas terrestres de la CIA y Castillo-Armas, pero mucho más importante are que podían sobrevolarlos y reportar que las fuerzas de invasión eran insignificantes, así que era necesario neutralizarlos.

Esta tarea le cayó a la “Radio Liberación”, la cual empezó a transmitir programas elogiando a los “valientes” pilotos Soviéticos, que desertaban al occidente con sus aviones. (durante la guerra fría, estas deserciones era común).

El plan funcionó tan bien, que el Coronel Rodolfo Mendoza Azurdia de las FAG, con todo y su avión, desertó el 5 de Junio de 1954 y voló a Nicaragua y en ruta aterrizó en un campo en El Salvador, para recoger a otro piloto mercenario. En Nicaragua, Mendoza fue llevado al campamento donde estaba la “Radio Liberación” y allí, le pidieron que hiciera una transmisión especial con un llamado a sus pilotos compatriotas para que desertaran. No queriendo causarle problemas a su familia en Guatemala, se rehusó. Barrios y Villatoro le dijeron que estaba bien, que no había problema y que lo entendían. Esa noche lo invitaron a cenar y a compartir un par de botellas whisky. Creyendo que estaba entre amigos, Mendoza bebió demasiado y Barrios y Villatoro lo elogiaban por su valentía. Le dijeron que era una lástima que no podía dar un discurso en su radio y le preguntaron que hubiera dicho, si no fuera por temor a represalias contra su familia.

El coronel, ya borracho, empezó a dar un discurso apasionado diciéndole a sus compatriotas pilotos como y porque deberían desertar. Cada vez que vacilaba o flaqueaba, le hacían más preguntas y continuaba su discurso con más ganas. Finalmente Mendoza terminó, el whisky lo había vencido, colapsó en el piso y se durmió. Barrios y Villatoro cruzaron el cuarto hacia el viejo sofá y sacaron una grabadora escondida detrás del sillón.

Editaron rápidamente la cinta con el discurso del Coronel, para que no pareciera tan borracho y lo transmitieron a la mañana siguiente. La transmisión funcionó perfectamente, porque Árbenz ahora estaba totalmente convencido, que otros de sus pilotos desertarían con todo y sus aviones. Como resultado, dio ordenes que las FAG se quedaran en tierra durante la crisis y los despegues, solo eran autorizados con su permiso. La CIA estaba feliz, habían despejado los cielos y ahora su “Fuerza Aérea de Liberación” podía empezar su trabajo.

Radio Liberación” se involucró completamente en la guerra aérea que no existía. Cada noche, mandaban avisos falsos, dirigiendo aviones que no existían, a botar provisiones que no tenían, en lugares en las montañas que no existían, para los rebeldes que tampoco existían. Los radio-oyentes eran animados y alentados para que ayudaran a los rebeldes, les pedían que localizaran puntos para botar provisiones.

La CIA botaba provisiones en algunos puntos, para que la población los encontrara y los reportaran al gobierno. Como resultado, la incertidumbre sobre la capacidad de Árbenz y de su gobierno, de controlar el campo y el territorio nacional, crecía. La tensión incrementó, cuando Árbenz reaccionó exageradamente y decretó un apagón cada noche, en la Ciudad de Guatemala.

La razón oficial, era para impedir el bombardeo de la ciudad, como lo habían amenazado en “Radio Liberación”, pero la población pensaba que Árbenz solo quería que no escucharan a la estación clandestina. De cualquier manera no fue un buen plan, porque muchos Guatemaltecos tenían radios de batería y plantas de electricidad, así que nada podía detener los rumores.

Barrios y Villatoro encontraron maneras de aprovecharse de los apagones. Les pidieron a los radio-oyentes que de noche, prendieran velas en sus patios, para que así ayudaran a los pilotos rebeldes de la “Fuerza Aérea de Liberación”, a localizar la Ciudad de Guatemala en la oscuridad. Esto era necesario, les dijeron, para que los pilotos se pudieran orientar cuando llevaban suministros a los rebeldes en las montañas. Muchos creyeron este cuento y miles de velas fueron prendidas y puestos en los patios esa noche.

El día siguiente, el gobierno de Árbenz anunció que prender velas de noche era prohibido. Barrios y Villatoro alabaron a los radio-oyentes la noche siguiente, agradeciéndoles por haber prendido sus velas y explicaron que esto haría mucho más fácil la tarea de los pilotos, cuando finalmente llegaran a bombardear la bases militares.

Como sus radio-oyentes estaban de todos lados, decía la radio, las bases militares eran las únicas que no prendían velas, pero eso estaba bien, dijeron los locutores, porque así los pilotos solo buscarían las áreas negras y los bombardearían. La siguiente noche, las velas ardían en toda la ciudad, ¡Incluyendo las bases militares!

Los aviones y pilotos de la “Fuerza Aérea de Liberación” de la CIA, empezaron a materializarse en Marzo de 1954. En realidad, no tuvieron casi nada que ver con los 450 campesinos y mercenarios del “Ejercito de Liberación” de Castillo-Armas, más bien, allanaron el camino para la destitución de Árbenz.

Repetimos; “Hay muchas similitudes entre Radio Libertópolis y Radio Liberación”.

https://www.guatemalachronicle.om

Comparte:

Tags: , , , , , , , , , ,

More Stories From Investigaciones