Go to ...




RSS Feed

December 14, 2017

Guatemala – Hospital privado Hermano Pedro


Comparte:

INVESTIGACIÓN: © J. Russell – Guatemala Chronicle – Actualizado Mayo 20, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página.


Original publicado en Inglés Guatemala – the Hermano Pedro Private Hospital


Extranjeros necesitados de atención médica de urgencia en Guatemala, deben saber que no existe un sistema que rige la conducta y el comportamiento poco ético de algunos doctores. Un médico puede graduarse de la “Escuela de Medicina”, colgar su diploma en cualquier clavo, e inmedaitamente empezar a cometer todo tipo de barbaridades médicas sobre sus víctimas, con toda impunidad.

Los servicios médicos en Guatemala varían de excelente a pésimos. Las víctimas de los doctores y cirujanos ineptos, no tienen ninguna protección o reclamo. Protección en contra de Negligencia Profesional es un concepto desconocido y la mayoría de la población se asesora por medio de recomendaciones entre sí, para determinar la idoneidad de un doctor o cirujano, para ciertos procedimientos.

Aunque existe una “colegiatura de médicos” llamado COLMEDEGUA (Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala) a la cual todos deberían pertenecer, esta organización no sirve para nada, ya que solo se dedica a cobrar matrículas anuales, no implementa medidas disciplinarias en contra de los médicos pícaros y permite que se salgan con la suya.

El hospital privado al que nos referimos, recibió su nombre del Hermano Pedro (1626-1667), un moje famoso que vivió en la Antigua Guatemala en abyecta pobreza, que cuidaba a los menos afortunados y sanaba a los enfermos con milagros. El Hermano Pedro está enterrado en una cripta especial en la Iglesia de San Francisco en la Antigua Guatemala y es visitado por miles cada año y venerado como un Santo. Lea aquí la historia del Hermano Pedro de Betancourt.

Se le han atribuido numerosos milagros al Hermano Pedro. Mi cuñado estaba tan enfermo cuando nació con un problema del corazón, que no se esperaba que sobreviviera. Mi suegra cesó todo tratamiento médico, tiró a la basura las medicinas, visitó la tumba del Hermano Pedro y le pidió que sanara a su hijo. Los resultados fueron inmediatos. Se mejoró inmediatamente, floreció de niño y nunca se enfermó otra vez. Hoy día, es un exitoso corredor de bienes raíces en la Antigua Guatemala y prueba contundente de los poderes milagrosos del Hermano Pedro, como me ha recordad varias veces. Cuando le sugería a mi suegra que era mucho más probable que los médicos habían diagnosticado erróneamente al niño, no me habló durante más de un mes, hasta que finalmente tuve que disculparme por ser un cínico, pagano e incrédulo.

Mofarse de los poderes milagrosos del Hermano Pedro es una falta de respeto a este gran Santo y casi todos los lugareños pueden recontar de milagros personales, atribuidos a sus poderes. Asimismo, numerosos negocios en la Antigua Guatemala llevan su nombre en su honor. Con un historial tan impecable, es muy triste que el hospital privado Hermano Pedro, se halla apoderado y tomado ventaja del buen nombre de este Santo, pretendiendo ser un centro médico de excelencia.

La mayoría de antigueños EVITAN este hospital a todo costo, ya que han sido quemados por lo que ocurre allí. Para este reporte, el Guatemala Chronicle contactó a numerosas personas conocidas en la Antigua Guatemala y les pedimos que comentaran. Todos sin excepción, nos contaron de la despreocupación, ineptitud, sobre cobros y locuras, que ocurren en este hospital.

El hospital privado Hermano Pedro en la Antigua Guatemala se encuentra en la Avenida de la Recolección, atrás del mercado principal y fue establecido en 1995. El dueño es el Dr. Carlos Manuel Bonilla Marroquín, quien a menudo anda acompañado por un guarura (guardaespalda), cuya función es incierta.

El Dr. Bonilla Marroquín es un tipo flácido y un alcohólico crónico. A menudo realiza operaciones quirúrgicas con impunidad cuando bien intoxicado, un hecho verificado por numerosos antigueños. El otro médico que se encuentra en el hospital privado Hermano Pedro es un tipo delgadito conocido como el Dr. Juan Carlos Maltez Rosado, quien es un empleado y a menudo está, cuando está Bonilla Marroquín.

El Guatemala Chronicle contactó a COLMEDEGUA (Colegio de Médicos y Cirujanos de Guatemala) y les preguntó si Bonilla Marroquín era miembro y cuales eran sus procedimientos para monitorear las prácticas y comportamiento de sus miembros. Dos años después, seguimos esperando una respuesta.

La página de Internet del hospital privado Hermano Pedro es de alto calibre, muy diferente a sus prácticas médicas. El turista o visitante extranjero en la Antigua Guatemala con necesidad de atención médica, será tratado como un rey al llegar al hospital privado Hermano Pedro, especialmente si es europeo y piensan que tiene dinero. Inmediatamente será calmado por la falsa competencia, la atención amigable, los cuadros bonitos en las paredes, la pantalla plana de televisión, la calidad de las camas, los numerosos empelados que lo atienden y la siempre presente “traductora” que explica todo en el idioma de la víctima, con mucho detalle.

Hasta la comida es maravillosa. Las recetas y presentación de los platos servidos, hacen pensar a la víctima el porqué, los hospitales en Alemania, el Reino Unido, Holanda, Canadá y los EE.UU ni comparan con estos niveles de “cuisine”. Al apretar el botón de servicio, tres enfermeras todas risitas corren a la cama del internado, listas para consentirlo y cuidar de todas sus necesidades.

Diagnósticos médicos en el hospital privado Hermano Pedro;

El Guatemala Chronicle ha recibido numerosos casos documentados de lo que ocurre dentro del hospital privado Hermano Pedro y hemos descubierto que muchos de los diagnósticos que pretenden son maliciosos, erróneos y engañosos, y hechos a propósito, para cobrarle montos enormes al paciente, e insistir que se quede la noche en este hospital “bajo observación”.

Picaduras de insectos son diagnosticados como infecciones de amebas. Piden decenas de exámenes patológicos y los sobrecargan. Los resultados de estos exámenes tardan tanto en llegar, que a menudo el paciente se siente mejor y se da cusnta que se ha curado a sí mismo.

Un golpe de la cabeza o una caída de un escalera, donde el paciente sospecha una contusión, es diagnosticado como amebas con múltiples pruebas de sangre por cobrar. Tropezones en la calle por lo peligroso que son las banquetas en la Antigua Guatemala, raspones de rodilla o raspaduras de los codos o rodillas, son diagnosticados como amebas.

Vómitos y fiebre ligero, requieren de innumerables pruebas de sangre, una receta de antibióticos y requiere una estadía nocturna en el hospital privado Hermano Pedro, para aumentar la cuenta. Un brazo fracturado, necesita un CATscan a la cabeza. A los rayos-x del brazo apenas los miran, mientras organizan innumerables pruebas de sangre, buscando amebas, para justificar el obligatorio “noche de observación”Uno de mis parientes llegó al hospital privado Hermano Pedro con problemas en los ojos y Bonilla Marroquín le dio una receta para parásitos estomacales y lo obligó a quedarse la noche en el hospital “para observación”.

Trip Adviser y otras páginas de Internet sobre Guatemala, están repletas de historias horrorozas que cuentan los turistas de sus aventuras médicas en el hospital privado Hermano Pedro y de sus prácticas nefastas, y el Guatemala Chronicle ha publicado en Inglés Another horror story – Hermano Pedro Private Hospital entre otras notas, sobre las prácticas de este hospital.

Cirugía en el hospital privado Hermano Pedro;

Ni piense utilizar el hospital privado Hermano Pedro para una cirugía mayor, ya que lo que ocurre dentro del quirófono es más parecido a una carnicería, pero de lujo. Aunque solo necesite unas puntadas menores, pero no encuentra uno de los buenos doctores en Guatemala, sería mucho mejor utilizar los servicios de un brujo, chaman o comadrona.

Un caso reciente es el de Paladín, un estadounidense residente de la Antigua Guatemala. Con dolores agudos parecidos a un apendicitis, fue llevado al hospital privado Hermano Pedro y programado para recibir cirugía. Rebanado desde la nuez de Adán hasta la ingle, como era de esperarse, no hicieron bien el procedimiento y empezó a sangrar profusamente de las puntadas y de la enorme hinchazón, como resultado del asalto a su cuerpo durante la cirugía.

En estado crítico y muy enojado, Paladín decidió darse de alta del hospital, pero fue acosado en la salida con un cobro de Q60 mil Quetzales, garabateado en un pedazo de papel, arrancado de un cuaderno. Amenazado por los empleados del hospital, también llegaron a buscarlo a su apartamento. Desesperado, Paladín se internó en el hospital público en San Felipe, en las afueras de la Antigua Guatemala, donde lo operaron de emergencia inmediatamente.

En el hospital público de San Felipa, le salvaron la vida, aunque resulta que este hospital no conoce mucho sobre medicina interna. La emergencia es gratis, pero siempre está lleno de gente. Los internos y las enfermeras trabajan sin descanso y hacen milagros con pocos recursos.

Pero . . . En lo que llevaban a Paladín al quirófano medio consciente en el hospital público de San Felipa, se fijó que el duo-dinámico de doctores Bonilla Marroquín y su fiel siervo Maltez Rosado, ya estaban enmascarados y acompañaban a su equipo médico, listos para practicar un poco más de carnicería. Casi inconsciente, Paladín no pudo protestar. Solo Dios sabe lo ocurrido cuando lo abrieron otra vez.

Dos días después, mientras el autor visitaba a Paladín en su cama de recuperación, uno de los doctores me pidió que le pidiera a Paladín en Inglés que “necesitaba bajarse de la cama y brincar un poco durante el día, para que sus órganos regresaran a sus lugares correctos”Con esto, Paladín decidió volar a la ciudad de Houston en los EE.UU, ingresar al Hospital de Veteranos, donde fue diagnosticado con una hernia estrangulada y sangrado interno. Un mes más tarde, estaba de vuelta en la Antigua Guatemala, sano.

Pago de servicios en el hospital privado Hermano Pedro;

Cuando le toca al paciente pagar su cuenta en el hospital privado Hermano Pedro, no emiten un factura, ni dan un listado detallado de los cobros, solo entregan un papelito con un total exhorbidente. Al cuestionarlo, la respuesta es “si no lo paga en este momento, irá a la carcel y no permitiremos que salga del hospital, hasta que la cuenta es cancelada”. Todo esto es en contra de la ley guatemalteca.

Seguro Médico; Por si el paciente tiene Seguro Médico, lo primero que hace el hospital privado Hermano Pedro es negar su validez. Cuando el paciente insiste, este procedimiento dura horas. Esto lo hacen a propósito, para que el paciente, desesperado por la espera, les pague en efectivo. Mientras se espera la autorización del seguro médico, retienen al paciente en el área de recepción, sin considerar su condición médica. Le hablan cono tono abusivo y le recuerdan a menudo que “si no paga allí mismo, irá a la cárcel”.

Tarjetas de Crédito; Al presentar su tarjeta de crédito en el hospital privado Hermano Pedro para cancelar su cuenta, lo primero que le dicen es que “su tarjeta no funcionó” y que “tendrá que pagar en efectivo”. Esta táctica la usa el Dr. Bonilla Marroquín para evitar el pago del IVA (12%) que la empresa de tarjetas de crédito deduce por ley, antes de acreditar la cuenta bancaria de Bonilla Marroquín, con el balance del monto.

Quejas sobre servicios y cobros;

En el momento que un paciente desea quejarse seriamente sobre la calidad del servicio médico o los cobros descarados, Bonilla Marroquín nuca da la cara y manda a su esposa a lidiar con el problema. De primero, ella se comporta muy amable y finge estar asombrada al ver los cargos exorbitantes y dice que “hablará con su esposo”, pero todo esto resulta ser nada más que una actuación, porque al rato regresa y dice que “hay que pagar la cantidad como dice”.

“Ciencias Forénses” en el hospital privado Hermano Pedro;

¡OJO! El hospital privado Hermano Pedro a menudo acepta casos donde pretenden manejar “Ciencias Forénses” y proveen diagnósticos falsos que favorecen a sus clientes, con el propósito de tergevisar decisiones presentadas ante la justicia. En todo caso, el INACIF (Instituto Nacional de Ciencias Foerenses) de Guatemala, es el unico instituto médico en Guatemala, capáz de producir una investigación y reporte médico, basado en evidencia.

 

Es evidente, que el hospital privado Hermano Pedro fue establecido a propósito, con la intención de entrampar a los turistas y extranjeros vulnerables, temerosos y muchas veces traumatizados por sus dolencias adquiridas en un país extranjero, para poder extorsionarlos por la mayor cantidad de dinero posible, cuando llegan buscando ayuda médica a esta organización.

Todos tenemos el derecho de decidir por sí mismos, pero Si valora su propia vida, las de su familia y las vidas de sus amigos, y desea conservar sus ahorros monetarios de toda la vida, es recomendable EVITAR el hospital privado Hermano Pedro en la Antigua Guatemala, a todo costo”.

https://www.guatemalachronicle.com

Comparte:

Tags: , , , , ,

More Stories From Investigaciones