El juez en el caso de George Floyd dice que es probable que retire la audiencia de Minneapolis cuando los oficiales comparezcan en la corte

El ex oficial de policía de Minneapolis J. Alexander Keung (L) se va con su abogado Thomas Plunkett después de una audiencia en el Centro de Seguridad Pública del Condado de Hennepin en Minneapolis, Minnesota. – Stephen Maturen

Un juez de Minnesota advirtió el lunes que es probable que traslade los juicios de cuatro policías acusados ​​por la muerte de George Floyd de Minneapolis si los funcionarios públicos y los abogados no dejan de hablar sobre el caso.

El juez del condado de Hennepin, Peter Cahill, no llegó a emitir una orden de mordaza a los abogados, pero dijo que es probable que continúen las declaraciones públicas. Cahill agregó que tal situación también lo haría probable que otorgue una moción de cambio de lugar si se presenta una.

“El tribunal no estará contento de escuchar sobre el caso en tres áreas: medios, evidencia y culpa o inocencia”, dijo Cahill.

Fue la segunda audiencia previa al juicio de los oficiales, que fueron despedidos después de la muerte de Floyd el 25 de mayo. Derek Chauvin, de 44 años, está acusado de asesinato en segundo grado y otros cargos, mientras que Thomas Lane, de 37 años, J. Kueng, de 26 años, y Tou Thao, de 34, están acusados ​​de ayudar e instigar a Chauvin.

Angela Harrelson se dirige a los medios de comunicación después de una audiencia judicial en el caso contra Derek Chauvin en Minneapolis – .

Floyd murió después de que Chauvin, un oficial de policía blanco, presionó su rodilla contra el cuello del hombre negro esposado de 46 años durante casi ocho minutos. Los oficiales respondieron a una llamada sobre un hombre que intentaba pasar un billete falsificado de $ 20 en una tienda cercana.

La muerte de Floyd fue condenada universalmente en Minnesota, con funcionarios electos, incluido el alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, pidiendo que los oficiales sean acusados. La jefa de policía Medaria Arradondo dijo que la muerte de Floyd fue “asesinato”.

Cahill le pidió al fiscal general adjunto Matthew Frank que usara su influencia para mantener en silencio a los funcionarios públicos, y advirtió que si continuaban discutiéndolo públicamente, probablemente “tendría que retirar (los juicios) del condado de Hennepin y deben estar conscientes de eso”. “

Cahill fijó una fecha de juicio el 8 de marzo para los ex oficiales si son juzgados juntos, aunque dijo que espera que se presenten solicitudes para separar sus juicios. La próxima cita en la corte es el 11 de septiembre.

Los acusados ​​no han presentado alegatos. El abogado de Chauvin no ha comentado públicamente sobre los cargos, mientras que los abogados de Lane y Kueng han tratado de minimizar los roles de sus clientes y desviar la culpa al Chauvin más importante de la muerte de Floyd, lo que provocó protestas en todo el mundo contra la brutalidad policial.

La historia continua

El ex oficial de policía de Minneapolis Thomas Lane (L) deja una audiencia en el Centro de Seguridad Pública del Condado de Hennepin. Está acusado de ayudar e incitar al asesinato en segundo grado en la muerte de George Floyd – .

Chauvin permanece bajo custodia con una fianza de $ 1 millón y Thao está detenido con una fianza de $ 750,000. Lane y Kueng son libres bajo fianza.

Cahill también rechazó una solicitud de defensa para reconsiderar su decisión anterior de permitir cámaras en la sala del tribunal durante los procedimientos previos al juicio. Los abogados defensores pidieron permitir dicha cobertura, pero los fiscales se opusieron. El juez no ha decidido si se permiten cámaras para el juicio en sí, que en Minnesota generalmente requiere el consentimiento de todas las partes.

El abogado de Kueng, Tom Plunkett, fue el abogado que le pidió a Cahill que reconsiderara su decisión ante las cámaras. Afirmó que los fiscales y otros funcionarios perdieron su derecho a objetar las cámaras en la sala del tribunal haciendo comentarios públicos que llegaron a “decir que los acusados ​​son culpables de asesinato”. Dijo que permitir la cobertura electrónica de los procedimientos previos al juicio en realidad facilitaría atrapar a un jurado justo al ayudar a “educar al público que puede haber más en los casos de lo que el estado les ha dicho”.

Los cargos contra Chauvin son homicidio involuntario de segundo grado, asesinato de tercer grado y homicidio involuntario de segundo grado. El asesinato en segundo grado conlleva una pena máxima de 40 años en prisión, el asesinato en tercer grado conlleva hasta 25 años y el homicidio hasta 10.

Los otros tres ex oficiales están acusados ​​de ayudar e incitar tanto al asesinato en segundo grado como al homicidio en segundo grado. Esos cargos son legalmente equivalentes a los cargos contra Chauvin y conllevan las mismas sanciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *