Go to ...

Guatemala Chronicle

NOTICIAS - INVESTIGACIONES - OPINIONES




RSS Feed

February 20, 2018

El asesino de Punta de Manabique, Guatemala


Comparte:

El 8 de julio de 1978, hace 40 años, los Bomberos Voluntarios de Guatemala descubrieron los cuerpos de un hombre y una mujer en estado de extrema descomposición, en las aguas de Punta de Manabique.

Como detalla el informe original de los rescatístas, la pareja era de raza europea, mostraban señales de tortura, tenían heridas de bala en la pierna derecha, sus manos y pies estaban atados tras sus espaldas y tenían una cuerda amarrada a pesas metálicas para mantenerlos sumergidos.


Inicialmente, los cadáveres fueron enterrados en Guatemala sin alguna manera de poder identificarlos, pero un año más tarde, a petición de la embajada del Reino Unido, los cuerpos fueron exhumados y finalmente se logró identificarlos con el uso de datos dentales. Los restos eran de una pareja de nacionalidad inglesa; el doctor Christopher Farmer (25) y su novia, la abogada Peta Frampton (24).

REPORTE INVESTIGATIVO © J. Russell – Guatemala Chronicle, Enero 26, 2018
Se permite
Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página

Christopher y Peta eran una pareja de jóvenes, originarios de la ciudad de Manchester en el Reino Unido y viajaban alrededor del mundo de manera aventurera, celebrando el fin de sus estudios, antes de comenzar sus vidas profesionales. Recientemente habían visitado el país de Australia, donde Christopher había trabajado brevemente como doctor en la ciudad de Brisbane.

La pareja se comunicaban a menudo con sus familiares en el Reino Unido y ahora estaban en Guatemala. En una de sus cartas, Peta le informa a sus padres que habían conocido a un norteamericano llamado “Dwayne”, quien había ofrecido llevarlos desde Belice a México en su yate velero, como parte de la siguiente etapa de su viaje.

En la ultima correspondencia escrita por Peta a sus padres con fecha de 18 de julio, 1978, la carta termina así:”No creo que tenga más noticias. No ocurre mucho en un barco. Los amo mucho, Peta”.

El norteamericano (gringo) llamado “Dwayne”, era Silas Duane Boston, que en ese entonces tenía 35 años de edad, era el dueño y capitán de un yate velero llamado el “JUSTIN B”.

Duane Boston y sus dos hijos pequeños; Vince Boston de 13 años de edad y su hermano Russell Boston de 12 años de edad, cursaban los mares y puertos de Río Dulce en Guatemala, las costas de Belice y México, así como las islas del Caribe, como vagos marítimos y sin propósito.

Conforme documentos hechos públicos en diciembre de 2016 por la Fiscalía de Sacramento en el estado de California, EE.UU, Duane Boston enfrenta múltiples cargos de asesinato por la muerte de la pareja inglesa Christopher y Peta, así como la muerte de su primera esposa “Mary Lou Boston”, la madre de sus dos hijos Vince y Russell, quien desapareció en 1968. Se cree que Duane Boston la asesinó a balazos y que la enterró cerca de un arroyo en un lugar remoto, al norte del estado de Calfornia. Su cuerpo nunca ha sido encontrado.

Durante casi 40 años, las muertes de Christopher y Peta seguían sin ser resueltos, pero a través de varias peticiones desesperadas por parte de los padres de la pareja inglesa, la división policíaca de “Casos Fríos” de la ciudad de Manchester en el Reino Unido, decidió re-abrir el caso en el año 2015, con el propósito de llegar al fondo de lo que había ocurrido sobre la costa caribeña de Guatemala en el año 1978 y para esto, involucraron a la Interpol, a la policía de Sacramento en California, al FBI y a la oficina de la Fiscalía Federal de los EE.UU.

De primero, los investigadores de “Casos Fríos” contactaron al detective Inglés (ahora retirado) que había investigado el caso originalmente y este les entregó todas sus notas y archivos que había guardado durante años, en una bodega al pié de su jardín.

Mientras tanto, los detectives en California lograron localizar y contactar a los dos hijos de Duane Boston que ahora tenían 53 y 52 años de edad, respectivamente. Vince y Russell resultaron estar profundamente alienados de su padre, así como entre sí. Sin embargo, de manera separada . . . los dos acordaron revelarle a los investigadores lo que habían atestiguado cuando eran niños en 1978 (40 años atrás), durante el tiempo que habían acompañado a su padre, mientras vivían abordo de su velero, el “JUSTIN B”.

LOS HECHOS

Conforme las recientes declaraciones proporcionadas por Vince, quien en ese entonces tenía solo 13 años de edad, su padre se volvía excesivamente violento cuando consumía alcohol y en esta ocasión, mientras viajaban abordo del velero “JUSTIN B” en las aguas de la bahía de Amatique, trató de agredir de manera física a Russell, su hijo menor de 12 años.

Pero . . . Durante la altercación, Christopher Farmer trató de intervenir para proteger al niño y en represalia, Duane Boston trató de agredir a Christopher, pero este lo empujó y Duane Boston cayó al mar.

Enfurecido con Christopher por haber interferido en el ataque en contra de su hijo y por haberlo lanzado al mar, una vez abordo del barco otra vez, Duane Boston (que hoy día tiene 75 años de edad) decidió vengarse de Christopher.

En sus declaraciones individuales a la Fiscalía de Sacramento, Vince y Russell Boston revelan como su padre atacó e hirió repetidamente a Christopher Farmer en la parte trasera de la cabeza con un mazo de madera, mientras Christopher le gritaba “¿Que piensas que estás haciendo?”.

Cuando Peta, la novia de Christopher, escuchó la conmoción y los gritos de Christopher, subió a la cubierta del barco, donde Duane Boston la amenazó con dispararle con un arpón que portaba y ella no pudo hacer nada, para ayudar a su pareja.

Rabioso y totalmente fuera de control, Duane Boston trató de apuñalar a Christopher en el pecho con un cuchillo que usaba para filetear pescado, pero la punta del cuchillo se quebró, así que Boston ató con cuerdas a la cubierta a sus dos pasajeros y los dejó así durante toda esa noche.

La mañana siguiente, mientras la pareja seguía apresada contra su voluntad, Duane Boston les dijo que su intención era; “Dejarlos atados a un árbol en algún lugar donde con un poco de suerte serían encontrados” y que “Eso le daría tiempo él, para huir”.

Pero estas aseveraciones y promesas hechas por Duane Boston, solo eran para engañar y relajar a la pareja, porque en seguida forzó a la pareja a que le firmaran a su nombre, todos sus “cheques de viajeros” y cuando ya los tenía en su posesión, arrastró a la pareja hacia la popa del barco, los ató de manos y pies, les colocó bolsas de plástico sobre sus cabezas y luego . . . lanzó de primero a Christopher Farmer al mar abierto, inmediatamente seguido por Peta Frampton, con todo y unas pesas metálicas que estaban amarradas a una cuerda larga.

Seguido este hecho, Duane Boston esperó tres o cuatro minutos, finalmente examinó su reloj y le dijo a sus hijos; “OK, ya están muertos”. Luego . . . puso en marcha una vez más su barco y después de varias horas durante cual mantuvo silencio absoluto, le dijo a sus hijos; “Ustedes saben que lo tuve que hacer. Ellos no me dieron otra opción”.

En sus declaraciones ante la Fiscalía de Sacramento, Russell Boston cuenta que su padre se embriagó después de asesinar a Christopher y Peta y luego amenazó a sus propios hijos con matarlos, si decían algo.

A poco tiempo de la desaparición de la pareja, el consulado del Reino Unido en la ciudad de San Francisco habló por teléfono con el capitán Duane Boston, pero este les dijo que “Sus dos pasajeros habían desembarcado porque su barco necesitaba reparos” y cuando Charles Farmer, el padre de Christopher, le habló por teléfono satelitál y le preguntó donde estaban Christopher y Peta, este le dijo que “No sabía donde estaba la pareja, pero avísenme si averiguan algo”.

Otra declaración jurada por Russell Boston, cuenta que después de asesinar a la pareja inglesa, su padre abría con el uso de vapor algunas de las cartas que Peta Frampton había escrito a su familia y luego los mandaba de nuevo por correo, para que las familias de la pareja; “Pensaran que todavía estaban vivos”.

Otros documentos en posesión de la Fiscalía contienen información detallada sobre la manera en que Duane Boston había viajado sobre las costas y puertos de México durante los años 1990s “Cometiendo numerosos asesinatos” y uno de sus ex-amigos ha declarado que hace varios años, cuando estaban sentados en una cantina en México, el capitán, bajo la influencia de varios tragos, se jactó que; “había tirado al mar abierto una pareja de su barco y que le había dado risa oír los gritos de la mujer que salían en las burbujas, mientras se ahogaba”.

En otras ocasiones, Duane Boston le había dicho a sus hijos que había asesinado a otras personas, incluso a “Mary Lou Boston” la madre de sus hijos y les dijo que; “Si acaso existe el cielo, que fueran a buscar a su madre allí”.

EN CONCLUSIÓN

Mientras tanto, las familias de Christopher y Peta esperan el resultado del juicio que se llevará a cabo en Sacramento este año. Han esperado durante 40 años para saber como murieron sus hijos abordo del “JUSTIN B” a mano del capitán Silas Duane Boston, un “asesino en serie norteamericano” que vivió la mayor parte de su vida adulta cursando las costas caribeñas de nuestros países, aterrorizando y asesinado a personas inocentes que tuvieron la fatal y mala suerte de conocerlo.

Pero la mala suerte continúa para todos las víctimas involucradas, porque el 24 de abril de 2017, Silas Duane Boston murió en el hospital de enfermedades que padecía y esto trajo al fin, la posibilidad que pagára por sus crímenes.

https://www.guatemalachronicle.com

Comparte:

Tags: , , , , ,

More Stories From Investigaciones