Go to ...
RSS Feed

August 23, 2017

Venezuela . . . es sobre el petróleo


Todo tiene que ver con el petroleo. Sin importar el prólogo o epílogo que se escuche sobre Venezuela, todo tiene que ver con el petroleo y por eso los EE.UU tiene cercado a Venezuela y lo amenaza y acosa constantemente.

Cuando el Presidente Trump dice; “Venezuela es un desastre, veremos lo que pasa”, habla del petroleo. Las sanciones, las noticias falsas (Fake News), los lamentos sobre la falta de democracia, las acusaciones sobre la falta de Derechos Humanos, los prisioneros políticos, las sesiones de emergencia en las Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos, todo tiene que ver con el petroleo de Venezuela.



OPINIÓN © J. Russell – Guatemala Chronicle – Julio 23, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página


Tras puertas cerradas en Washington, políticos, generales, espías, asesinos, ejecutivos de la petrolera ExxonMobil y el Secretario de Estado Rex W. Tillerson (evangélico fundamentalista y ex-jefe de ExxonMobil), se reúnen a tramar la “revolución democrática” de Venezuela para apoderarse del petroleo.

Los conspiradores hablan en voz baja y los temas de estas reuniones son; Venezuela tiene petroleo ¿Como lo agarramos? ¿Como lo podemos controlar? ¿Como hacemos para que otros NO lo controlen? ¿Quienes están en contra de nosotros? ¿Quienes nos apoyan? ¿Como podemos crear más caos para desestabilizar el gobierno de Nicolás Maduro? ¿Como montamos un golpe de estado que parezca democrático? La maquinaciones para apoderarse del petroleo venezolano, son interminables.

Venezuela tiene las reservas de petroleo más grandes del mundo. Pero el problema para Venezuela es que controla su propio petroleo y que no es controlada por las corporaciones internacionales. Venezuela usa las ganancias de su petroleo para el beneficio de sus ciudadanos. Los EE.UU quiere controlar este petroleo y quiere que las ganancias del petroleo venezolano sean repartidas entre las corporaciones petroleras como ExxonMobil.

Todo país que posee petroleo, rutas marítimas de transporte o tubería petrolera que no obedece la política externa de los EE.UU, es marcada para “cambio de gobierno”. No importa si el país es capitalista, fascista, totalitario, teocrática, una oligarquía, monarquía o democracia. Nada interfiere con la política exterior de los EE.UU. Los objetivos de esta política son un constante y sin importar quien es el presidente norteamericano, nada cambia. Sea la administración de Clinton, los Bushes, Obama o Trump.

Todo gobierno que usa su riqueza petrolera para el beneficio de sus ciudadanos y vende su petroleo en moneda que no sea $USD, es marcado para “cambio de gobierno”. Venezuela ha sido seleccionado por los EE.UU desde hace tiempo y ahora está bajo ataque directo por el “Imperio del Norte”, como diría Hugo Chavez.

El petroleo es lo que sostiene el dólar de los EE.UU. El petroleo es el “oro negro”. Mientras todas las transacciones de petroleo a nivel mundial se hacen con $USD, siempre habrá demanda por dolares gringos. Así piensa y funciona la política externa del Imperio.

Mientras haya demanda para el petroleo, EE.UU imprime y crea todos los “dolares falsos” (fiat) que necesita y los usa para pagar su déficit (deudas) a todos los países del mundo a quien le debe dinero y estos son muchísimos. Pocos entienden que los EE.UU paga sus deudas con billetes falsos que no valen nada, si no fuera por el control del monopolio del “oro negro”, propiedad de otros.

Sin este “amarre forzoso” al petroleo que es propiedad de otros, el $USD no vale nada. EE.UU es el mayor país deudor del planeta y debe más que todos los otros países del mundo, conjuntos. EE.UU posee bastante petroleo, pero su nivel de producción de esta, es parte de su política exterior también. Cuando utilizan más de sus reservas nacionales para consumo propio, el precio a nivel mundial baja, como resultado de la sobre producción petrolera en otros países. Esta es la otra “arma amenazante” que los EE.UU usa en contra de los regímenes independientes, que no se postran ante la voluntad del “Imperio del Norte”.

Como parte de esta política, los EE.UU solo usa el tema de los “Derechos Humanos” como parte de su política exterior, cuando tiene en la mira un gobierno donde quiere efectuar un “cambio de gobierno”. Un gobierno marcado para “cambio de gobierno”, nunca será lo suficientemente “democrático”. La Democracia y los Derechos Humanos solo se vuelven temas de importancia, cuando sirven el propósito de la propaganda. Los medios de noticias falsas (Fake News) que sirven al Imperio se encargan de difundir todos las supuestas “violaciones” de los Derechos Humanos y que el régimen bajo ataque no es lo suficientemente “democrático”.

Todo tiene que ver con el “oro negro” del petroleo, porque “Sin el petroleo el $USD no vale nada”.

 

https://www.guatemalachronicle.com

More Stories From Opinión