Go to ...
RSS Feed

July 22, 2017

Rodrigo Arenas – De ¡TAL PALO, TAL ASTILLA!


Rodrigo Arenas del MCN

Rodrigo Arenas==Para la mayoría, Rodrigo Arenas parece un joven inteligente, elocuente y afable que se dedica al MCN (Movimiento Cívico Nacional de Guatemala), el movimiento politico que fundó.

Puede ser que la agenda política de Rodrigo Arenas sea genuina y bien intencionada, pero resulta que sus propuestas son poco más que los programas fallidos de su padre y sus tíos, resucitadas y re-empaquetadas en el MCN y disfrazadas como el nuevo modelo de democracia para Guatemala.



INVESTIGACIÓN © J. Russell – Guatemala Chronicle, Agosto 02, 2016
Es permitido Citar/Copiar/Compartir esta publicación, siempre que incluya un enlace a esta página.


Rodrigo Arenas Echeverría es hijo de Enrique Arenas Menes y nieto de José Luis Arenas Barrera, mejor conocido como el Tigre de Ixcán. En 1952, el Tigre, fundó el PUA (Partido de Unificación Anticomunista) y fue funcionario del gobierno fascista de Castillo-Armas.

En 1955, Castillo-Armas; “Había permitido la importación de maíz contaminado de México por varios de sus secuaces del ex-Ejército de Liberación, bajo la condición que le pagaran la cantidad de $25,000 dólares primero”.

Como administrador del programa de producción y distribución de maíz en el área de Ixil e Ixcán, el Tigre de Ixcán; “distribuyó cantidades de maíz contaminado a los indígenas, no apta para el consumo humano, importado a razón de la sequía y falla de la cosecha”. [Archivos Secretos de los Los Hermanos Kramerístas, J. Russell]

En el año 1896, su finca La Perla tenía apenas 22 caballerías (990 hectáreas). Pero . . . ya bajo el control del Tigre de Ixcán, este logró extenderla hasta tener 130 caballerías (5,850 hectáreas), por medio de unas compras, muchas intimidaciones y numerosas usurpaciones de tierras comunitarias.

Según el registro de propiedad, cada una de las aproximadamente 700 familias de las comunidades de Ilom y Sotzil, deberían de haber contado con un promedio de 4.1 hectáreas por familia, pero el Tigre los había despojado de tanta tierra, que los indígenas ni siquiera disponían de la tierra que les pertenecía y el promedio de tierra que cada familia tenía para su uso, era menos de 0.5 hectáreas.

Por sus numerosos conflictos sobre tierras con las poblaciones vecinas y el constante y sistemático abuso de sus trabajadores, el Tigre de Ixcán fue denunciado por los indígenas ante el EGP (Ejército Guerrillero de los Pobres), quienes atendían a las quejas que recibían de la población, para determinar quiénes merecían ser ajusticiados.

Durante un juicio campestre, José Luis Arenas Barrera, el Tigre de Ixcán, fue encontrado culpable y como resultado, el 7 de Junio de 1975, fue asesinado dentro de su oficina por miembros del EGP, en unajusticiamiento por la guerrilla.

Como consecuencia, la finca La Perla y Anexos, S.A., pasó a ser la propiedad de los seis hijos del Tigre de Ixcán; Jorge, Ricardo, José Luís, Julio, Roberto y Enrique.

A fines de los 1970’s, Ricardo y Enrique se convirtieron en evangélicos rabiosos y esto les proporcionó el vehículo perfecto, para vengarse de los asesinos de su padre y a los que los apoyaban.

A principios de los años 1980’s, la finca La Perla estaba casi en quiebra, así que Ricardo y su hermano Enrique (el padre de Rodrigo Arenas), convirtieron su finca en un campamento evangélico armado, con la cooperación de los militares.

Los hermanos Arenas instalaron al Full Gospel Business Men’s Fellowship International (Comunión de Hombres del Evangelio Completo), un sub-grupo del Gospel Outreach (iglesia Verbo) y fachada de la CIA, bajo los auspicios de la resbaladiza organización Hechos de Fe (Acts of Faith).

Asimismo, también instalaron en su finca a los representantes de la Iglesia Verbo y a la WBT (Wycliffe Bible Translators), otro bando evangélico que a menudo ha estado implicado en masacres y torturas de personas indígenas en varios puntos del planeta y con conectes impecables a la CIA.

Dando vueltas por la finca y dando órdenes como “Pedro por su casa”, estaban Alfred Kaltschmitt; Jesse Camey y Ray Elliott (hijo de Elliott de la WBT) del PAAC (Programa de Ayuda a Áreas en Conflicto), George Hughes, quién asistió en la construcción de la pista de Chajul, y Rolando Lavidalle Guzmán (relaciones públicas) de la Secretaría de Bienestar Social del gobierno y el PAAC.

Durante su auto-mandato, Rios Montt autorizó al WBT; “encargarse de todos los asuntos médicos en el triángulo Ixil y que toda la educación hasta el tercer grado, fuera enseñada en lenguas indígenas, bajo la supervisión religiosa de WBT”. [El lado oscuro de Harold Caballeros, John L. Russell]

A Ricardo y Enrique Arenas (el padre de Rodrigo Arenas) les gustaba decir que; “habían entregado su finca La Perla, al Señor”, pero mientras salvaban almas, la comida y las necesidades médicas para sus hambrientos y malnutridos campesinos, venían surtidos y pagados por la misteriosa fachada religiosas de la CIA en Florida, Hechos de Fe.

Los suministros de la finca llegaban por aire, cortesía del Departamento de Asuntos Civiles del Ejército Guatemalteco y a los trabajadores indígenas se les pagaba menos de $1 dólar diario, mientras vivían en chozas y eran forzados a comprar sus provisiones en la tienda de la finca a precios de extorsión.

Resulta que a fines de Septiembre de 1983, los hernmos Ricardo y Enrique Arenas Menes no habían pagado los sueldos de sus trabajadores, durante los previos 5 meses.

Además, la finca “La Perla” operada por estos representantes de Dios sobre la tierra, estaba protegida por sus propias bandas de PAC (Patrullas de Autodefensa Civil) y por el Ejército Guatemalteco, quienes controlaban estrictamente todo movimiento dentro y fuera de la finca.

Dentro de este bastión evangélico, los Arenas Menes y su grupo cercano de fascistas y ultra-derechistas, trabajaban mano a mano con el Glorioso Rjército como oligarcas evangélicos, combatiendo el movimiento izquierdista.

Ricardo Arenas Menes (tio de Rodrigo Arenas) fue; “Uno de los principales actores durante el conflicto armado en las comunidades de Ilom y Sotzil, escenario de algunas de las masacres más cruentas en Quiché”. [Archivos Secretos de los Los Hermanos Kramerístas, J. Russell]

Asimismo, Ricardo Arenas Menes fue; “uno de los representantes claves del “Americanos por la Libertad en Centro América” (Americans for Freedom in Central America), otra fachada de la CIA y posteriormente, llegó al puesto de Director de Migración, durante el gobierno de Álvaro Arzú”. [Archivos Secretos de los Los Hermanos Kramerístas, J. Russell]

Harold Caballeros, uno de los hombres más peligrosos de Guatemala, nos dice; “Jorge Luis Arenas Menes (el hermano mayor de Ricardo) se convirtió . . .para mí en un mentor . . . estuvo conmigo desde antes de la fundación de VIVA (su partido político) . . .”. [El lado oscuro de Harold Caballeros, John L. Russell]

Posteriormente, en 1986 cuando Ricardo Arenas Menes buscaba avanzar su educación, escribió un tesis titulado El Solidarísmo, Nueva Opción en la Relación Obrero Patronal, en la cual postulaba que; “El derecho de trabajo es un derecho hondamente democrático . . . lo que no perjudica, sino que favorece los intereses justos de los patronos . . .”.

El Plan Solidarísta implementado en la finca La Perla, era básicamente una serie de tonterías concebidas por el mismo Ricardo Arenas Menes, en donde proponía que la manera utópica de mantener contentos a todos los indígenas a quien su padre les había robado sus tierras, era convertirlos en accionistas de un fideicomiso, que no estaría relacionado directamente con su finca.

En su tesis Ricardo nos cuenta que, “ . . . la filosofía del Solidarísmo le fue traído por Jorge Arenas Menes” (su hermano), después de atender una conferencia en Nueva Orleans sobre Employee Stock Ownership Plans (Plan de Accionistas para Empleados) y que “dichos conocimientos le fueron transmitidos por los hermanos Arenas, pioneros y bastiones del Solidarísmo en nuestro país” y que su padre el ilustre Tigre de Ixcán, le “transmitió con su ejemplo y principios, el significado y el balance de la equidad y justicia”.

Este plan ingénuo y defectuoso, concebido por los oligarcas Arenas Menes con intereses propios, empezó modestamente. Los empleados contribuían entre 3% y 10% de sus ingresos a un fidecomiso y la finca La Perla contribuía un monto similar.

Cuando el monto de fondos llegó a tal cantidad que los hermanos Ricardo y Enrique Arenas Menes (el padre de Rodrigo Arenas) ya no pudieron controlar su codicia, decidieron vender 40% de las acciones de la finca a sus 500 obreros de campo y empleados de tiempo completo, por el total del dinero en el fideicomiso.

Así que los indígenas, a quien los Arenas Menes les habían robado sus tierras originalmente, fueron forzados a contribuir una parte de sus sueldos precarios a un programa de ahorro.

Entonces, Ricardo y Enrique Arenas Menes les vendieron a los indígenas unas acciones inútiles, transfiriendo así todos los fondos ahorrados por los indígenas en el fieicomiso, de regreso a las bolsas de los Arenas Menes. ¡Que Tal!

El programa de Solidarísmo, resultó ser un desastre para todos los accionistas indígenas y a fines de 1990 la finca La Perla tenía tanta deuda, que ningún inversor indígena había recibido ni un centavo por su inversión. No así para los Arenas Menes, ellos tenían todo el dinero del fondo de ahorros y todavía controlaban la finca.

En Junio de 1988, el periódico La Hora reveló que Enrique Arenas Menes obtuvo un préstamo enorme pero fraudulento del Banco de los Trabajadores y que a propósito no lo había inscrito en la contabilidad de La Perla, y que intentaba un lavado de dinero y desfalcar aún más, a sus accionistas indígenas.

Enrique Arenas Menes publicó una carta negando lo publicado y al mismo tiempo afirmó que sus 2,000 trabajadores estaban encantados con la timada que les había dado con el Plan Solidarísta, pero resultó que a los 500 trabajadores que vivían en el área de su finca, ni los había incluido en su programa de Solidarísmo.

En 1989, los sindicatos Guatemaltecos iniciaron una campaña en contra del programa de Solidarísmo operado por los Arenas Menes, acusándolos de haber defraudado a sus miembros.

Por eso decímos que Rodrigo Arenas, es de ¡Tal palo, Tal astilla!, porque mañas así no se aprenden de noche a la mañana. Más bien son mañas genéticas que en este caso vienen desde el abuelo Tigre, pasaron a su padre Enrique y conociendo como funciona la herencia genética, de plano, varios de esos genes circulan hoy día, en el sistema biológico de Rodrigo.

La lucha de Rodrigo Arenas por la libertad y contra el populismo, resulta ser nada más que el antiguo, nefasto y fallido Plan Solidarísta de su tío y padre, con la cual embaucaron a los menos educados de las montañas.

Hoy día, no todos somos tan babosos y próximamente analizarémos a Gloria Álvarez y lo que ella representa en este circo montado por Rodrigo y los dueños de la finca como farsa democrática, a la que llaman el MCN (Movimiento Cívico Nacional).

More Stories From Investigaciones