Go to ...
RSS Feed

July 22, 2017

Jacobo Arbenz, El Presidente su hija, la esposa y el amante


Jacobo Arbenz, El Presidente su hija, la esposa y el amante

Jacobo Arbenz, dos días antes de su renuncia el 27 de junio 1954,  había ofrecido un discurso en el que llamaba al pueblo Guatemalteco a resistir, pero no tenía ni idea de las traiciones que le aguardaban.

Durante el día, John Peurifoy el embajador Gringo, acompañado de varios oficiales del ejercito Guatemalteco, había entrado al despacho presidencial sin ser anunciado y encañonado a Árbenz exigiendo su renuncia por escrito.



INVESTIGACIÓN © J. Russell, Actualizado Abril 25, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página.


El capitán Enrique Reyes, encargado de la seguridad de Árbenz, encañonó al embajador gringo con su arma y los intrusos tuvieron que retirarse. Posteriormente, por su lealtad al presidente y cumplir con su deber, Reyes fue llevado a la Antigua Guatemala donde planeaban fusilarlo. Apiadado, le dieron 30 años de prisión y terminó de cumplir su condena en la Granja Penal Canadá, en Escuintla.

English version: Presdent Arbenz, his daughter, his wife and her lover

PBSUCCESS

Esa misma noche, mientras animaba al pueblo Guatemalteco, confrontaba la operación PBSUCCESS de los Gringos y era amenazado físicamente por Peurifoy, Árbenz se enteró que su esposa María Cristina Vilanova, había pasado toda la tarde con un amante en la Pomona (la residencia de los Árbenz).

vilanovaConfrontada, María Cristina cínicamente reconoció el hecho  y se limitó a pedirle a su marido que no se pegara un tiro y que se resolviera el tema de modo civilizado.

Árbenz cayó derrumbado y pasó la noche llorando y maldiciendo, ya no le importaba nada, solo quería huir, como le confesó más tarde a su amigo Carlos M. Pellecer. [Árbenz y Yo, Pellecer]

Tres día después, el 28 de Junio de 1954, Árbenz, su esposa María Cristina y dos de sus niños Leonora y Jacobo se refugiaron en la embajada Mexicana en la Ciudad de Guatemala, donde permanecieron como prisioneros por más de dos meses.

Arabella su hija mayor, estaba en un colegio en Canadá, a donde había sido enviada como estudiante interna durante la presidencia de su padre. Finalmente, el 12 de Septiembre de 1954, obtuvo un salvo-conducto, para así partir con su familia a México.

La CIA inmediatamente empezó a regar rumores que Árbenz estaba enfermo, de mal humor y que estaba bebiendo demasiado, para mas tarde acusarlo de haber sido un cobarde.

Antes de permitir su salida del país, Árbenz fue humillado por la nueva junta militar, bajo instrucciones del embajador norteamericano Peurifoy y Carlos Castillo-Armas. En el aeropuerto internacional de Guatemala, La Aurora, lo desnudaron frente a las cámaras y lo manosearon, para asegurarse que no se estaba llevando algo valioso que perteneciera al país.

arbenzEl infame momento fue descrito así;… le bajan los pantalones. Los flashes de las cámaras iluminan la humillación de un Presidente olvidado de Dios. Árbenz abre las pupilas ante quienes asesinan su alma. Los gritos de aquellos no tienen fin. Los tímpanos le estallan de la vergüenza. Los fanáticos se carcajean. Un militar dispara su arma. La chusma corre y se dispersa. El ex presidente se arregla la ropa . . . quítate la ropa, y me la quito”. [Oscura transparencia: La Caída de Árbenz].

El 5 de Octubre de 1954, Castillo-Armas bajo instrucciones de Peurifoy le exigió al gobierno Mexicano que lo devolvieran a Guatemala, pero no accedieron y el 27 de Octubre de 1954, la influyente revista Mexicana Siempre publicó una entrevista con Árbenz, donde acusó a sus militares de haberlo traicionado.

El 17 de Diciembre de 1954, Árbenz y su familia partieron de México con destino a París. mientras que en Julio de 1955, los guatemaltecos exiliados en México, todavía esperaban el regreso de Árbenz.

Para Árbenz y su familia les fue muy difícil encontrar un país que les diera asilo. Donde quiera que iban, el Depto. de Estado de los EE.UU los acosaba constantemente. Desde París, Árbenz y su familia se mudaron a Suiza, pero no le permitieron quedarse, a menos que renunciara a su ciudadanía Guatemalteca así que tuvo que mudarse a la ciudad de Praga en Checoslovaquia.

Siguiéndolos iba el chantajista y amante de María Cristina Vilanova; “Es un cubano llamado Ennio de la Roca. Pasó años en la “Legión Extranjera” francesa, seguramente, con una brutal historia de represor colonialista en Argelia y Vietnam. No carece de cultura, habla varios idiomas, es bien parecido, y desde luego audaz y sin escrúpulos. Conoció a María en casa de Toño Vilanova, mi cuñado y así empezó el enredo. Se hace pasar por un exiliado cubano, político, perseguido por Batista. Deduzco que con esa careta llegó a Guatemala, aunque pueda ser un agente de la CIA, de esos especializados en seducir esposas de hombres importantes. Para mí no hubo tiempo de hacerle una investigación. ¡Mirá cuando he venido a saber de su existencia y en qué condiciones! El tipo se metió asilado a la embajada de México. Para mí, desconocido hasta en las menores cosas, no me preocupé cuando María me dijo que para no aburrirse tomaría clases de alemán con un señor que lo hablaba muy bien. No tuve la menor sospecha de que fuese la misma persona. Hasta en México pude conocer todos los detalles que te cuento e identificarlo…Tarde, porque ya ellos tenían varios meses de tratarse, escribirse y quererse…” [Árbenz y Yo, Pellecer]

Árbenz no se escapó de Ennio de la Roca. El cubano había seducido a la primera dama y ahora empezó a extorsionar a su marido. En México obligó a Árbenz que le pagara $20,000 dólares americanos y siguió a los Árbenz hasta Europa con el fin de continuar la extorsión.

Cuando Árbenz y su esposa llegaron a Paris, Ennio de la Roca lo llamó por teléfono y pidió verlo con urgencia. Antes de dirigirse a la cita, Árbenz tomó su pistola, una escuadra de 45 mm pero su esposa se percató.

Árbenz se encontró con de la Roca en un apartamento sobre la avenida Cléber y el cubano le dijo que sabía que venía armado y dispuesto a matarlo. Una vez más, Árbenz comprendió que había sido traicionado por su esposa y de la Roca le sugirió al ex-presidente que tomara conciencia de lo que significaría, para su esposa, sus hijos, y sus partidarios políticos, que matara a un indefenso cubano.

Sobre la mesa de la sala del apartamento de de la Roca, había una fotografía de la esposa de Árbenz con una dedicatoria sentimental para de la Roca. Desesperado, Árbenz sacó su pistola y se la colocó en la sien, pero de la Roca la desplazó de un manotazo.

Esta vez, quería que Árbenz le diera $25,000 mil dólares, porque se le habían acabado los $20,000 mil dólares que había recibido en México, diciendo que un periodista de Brasil tenía fotocopias de la correspondencia sentimental entre él y su amante María Cristina Vilanova y que los publicaría si le pasaba algo grave o no recibía el dinero.

Árbenz le dijo que no tenía dinero y que el dinero provenía de María Cristina;Pues fue ella, quien me indicó pedírselo a usted”, le dijo el cubano.

En Praga, los oficiales Checos estaban incómodos con Árbenz viviendo en su país. Temían que les iba a pedir que le devolvieran el dinero que les había pagado por las armas obsoletas que le habían vendido anteriormente.

Tres meses después se mudó a Moscú y de allí trató varias veces de regresar a América Latina. Al fin fue otorgado asilo en Uruguay en 1957.

arabellaSu hija mayor, Arabella Irene Árbenz Vilanova, no quiso ir con su familia a Uruguay y se quedó en Paris. Quería ser actriz.

Era la rebelde de la familia y criticaba a su padre porque él insistía en educar a sus niños en instituciones privadas, mientras que su discurso político era la de un socialista.

En la Unión Soviética sus profesores se molestaban mucho, porque se rehusaba a volverse miembro de las organizaciones comunistas de la juventud. Arabella se había ido de la Unión Soviética antes que sus padres y trabajaba como modelo en París.

Sus recuerdos eran amargos. Rechazaba completamente a su familia, no les escribía cartas ni les hablaba por teléfono. Un amigo guatemalteco de su padre, había tratado de violarla cuando todavía era pequeña y en Praga había visto a su padre quedarse dormido por los efectos del alcohol, mientras que su madre continuaba sus amoríos de infidelidad con el cubano Ennio De la Roca.

En El Salvador, Arabella supuestamente tuvo una relación lesbiana con una mujer llamada Noemí, quien la introdujo al uso de mariguana y LSD (ácido lisérgico).

lifemagEn México, Arabella y el actor Enrique Rocha fueron los protagonistas principales de la película experimental Un Alma Pura sobre relaciones incestuosas, escrita por Carlos Fuentes.

Para su debut cinematográfico, la revista Life en español, le dedicó la portada y un amplio reportaje en su edición del 16 de agosto de 1965.

Arabella era una mujer hermosa, deseada y acosada por hombres y mujeres. La cantante lesbian folclórica Mexicana Chávela Vargas, originalmente de Costa Rica, la acosaba constantemente.

Alguien que se jacta abiertamente de haber sido uno de los amantes de Arabella en México, es el casi difunto Jorge Palmieri, quien a menudo incluye este dato en su CV de conquistas sexuales.

Si hemos de creer todo lo que dice Palmieri, él era un mango y tan atractivo que todas las mujeres mas hermosas del mundo se le tiraban a sus pies, aunque todos sabemos que es un sapito poco atractivo.

Aunque el Presidente Árbenz le había encargado a Palmieri cuidar de su hija favorita, este no sintió ninguna pena haberse clavado a la hija de su supuesto amigo. 

Emilio Azcárraga Milmo (El Tigre) el magnate de la televisión mexicana y dueño de Televisa, la instaló en un elegante pent-house, le regaló un Mercedes-Benz convertible y le pagó todos sus gustos y lujos.

Pero al mismo tiempo, Arabella tuvo una relación amorosa con el sobrino favorito de Azcárraga Milmo y al enterarse, el Tigre hizo que las autoridades Mexicanas la deportaran de México dentro de 48 horas. Como resultado, Arabella acompañó a Jaime Bravo, el famoso matador Mexicano a Colombia.

bravoEl 5 de Octubre de 1965, en un restaurante en la ciudad de Bogotá, tuvo un pleito con Bravo y de repente saco una pistola de su bolsa y se disparó en la boca.

La hija favorita de Árbenz, solo tenía 25 años de edad y destrozado por su muerte, fue permitido regresar a México para el entierro de su hija.

En 1960, Fidel Castro invitó a Árbenz y a su familia a vivir en Cuba. Resentía la manera en que Castro decía públicamente que Árbenz era un ejemplo de cómo no montar una revolución y como resultado, empezó a beber fuertemente y entró en depresión. En 1970, se mudó permanentemente a la Ciudad de México.

El 27 de Enero de 1971, Árbenz murió en su baño a la edad de 57 años, en soledad y en circunstancias inciertas. No se sabe si tuvo un infarto, se ahogó, se escaldó o fue otra la razón.

En 2004, Leonora la hermana menor de Arabella, también se quitó la vida. Había sido internada varias veces en un sanatorio mental con crisis emocionales en San José, Costa Rica.

Durante todo su exilio y hasta el momento de su muerte, Árbenz fue perseguido despiadadamente por la CIA en los países donde vivió. Usaban las policías secretas y las instituciones de seguridad para mantenerlo bajo observación constantemente y a la prensa para desacreditarlo.

Archivos de la SIE (Servicio de Inteligencia y Enlace de la Policía de Montevideo), el servicio secreto de Uruguay, ahora desclasificados y examinados por el autor, documentan cada momento en la vida de Árbenz, su familia, sus amigos, sus enemigos, la compra de su automóvil, quien lo visitaba, cuánto dinero recibía de la familia de su esposa, hasta cuánto dinero tenía en la bolsa su hijo pequeño Jacobo, cuando iba a la tienda.

Los restos del Presidente Árbenz fueron devueltos a Guatemala el 19 de Octubre de 1995, por órdenes del presidente Guatemalteco Ramiro de León Carpio.

En el año 2000, María Cristina Vilanova publicó sus memorias selectivas en el libro Mi esposo, el Presidente Árbenz, Guatemala y en el 2009 falleció a la edad de 93 años en Costa Rica, donde había vivido muchos años. Sus cenizas fueron llevadas a Guatemala y fue enterrada al lado de su esposo.

El 11 de Mayo de 2011, el gobierno de Guatemala pagó una indemnización a los sobrevivientes de la familia Árbenz y el 20 Octubre de 2011 durante una ceremonia en el Palacio Nacional de la República, el presidente Álvaro Colom se disculpó personalmente ante la familia del ex-presidente Jacobo Árbenz.

Presente estaba su hijo Juan Jacobo Árbenz Vilanova, un político guatemalteco, su nieto el Dr. Erick Árbenz y sus nietas Claudia y Kathryn Árbenz.

peurifoyAlgo que resalta de esta triste historia es que el 12 de Agosto de 1955, exactamente un año después de su infame conducta en Guatemala, John Peurifoy, ahora embajador de EE.UU en Tailandia, mató a su hijo Daniel de 9 años y así mismo, mientras conducía su Thunderbird covertible a alta velocidad cuando se estrelló contra un camión, fanfaroneando frente a sus hijos. Clinton su hijo mayor que padecía de parálisis cerebral, sufrió heridas mayores.

https://guatemalachronicle.com/

Tags: , , , , , , ,

More Stories From Investigaciones