Go to ...




RSS Feed

November 22, 2017

HOMEOPATÍA – La conclusión es que ¡NO FUNCIONA!


Comparte:

Durante años, numerosos estudios científicos han demostrado que los remedios “homeopáticos” no funcionan mejor que los placebos. Aún así, mucha gente sensata creen que son víctimas de una campaña de difamación por la profesión médica.

Los creyentes en los poderes mágicos de la medicina homeopática, poseen una fe incondicional y un fanatismo irracional en la efectividad de los remedios que sus “médicos homeopáticos” promocionan y venden a precios altamente elevados para su propio beneficio económico, en conjunto con los “laboratorios” que fabrican un sin fin de remedios.



INVESTIGACÓN ©  J. Russell – Guatemala Chronicle – Junio 01, 2017
Para Citar/Copiar/Compartir este “documento viviente, debe incluirse un enlace a esta página


“La homeopatía es el tratamiento de enfermedades con dosis diminutivos de sustancias naturales, que en personas sanas, produce síntomas de enfermedad”.

Al investigar los reclamos de los homeópatas, rastrear sus estadísticas falsas, examinar sus numerosos estudios y encuestas falsificadas y al evaluar su inmensa capacidad de auto-engaño, es claro que la homeopatía no funciona.

Un fenómeno de la homeopatía, es que es más popular entre la clase media y la élite, quienes tienen los recursos para pagar los altos costos de los remedios, mientras que las personas de pocos recursos se conforman con los “remedios caseros”, para solucionar sus problemas de salud, que son mucho más baratos y en la mayoría de casos, resultan ser más efectivos.

No sorprende que la homeopatía sea uno de los “preferidos remedios de los ricos”, ya que desde sus inicios hace unos doscientos (200) años, sus principales inventores y promotores han sido los fundadores y miembros de la secta evangélica de los Hermanos Plymouth de Inglaterra; todos miembros acaudalados de la élite inglesa; Los lordes, parlamentarios, ministros de gobierno, sacerdotes Anglicanos y teólogos.

Gracias a esta secta evangélica fundamentalista, nos han legado las sudo-teologías aberrantes del “Rapto Secreto”, el “Sionismo Cristiano” y el “Creacionismo” que hoy día saturan el cristianismo latinoamericano y en los campos sudo-médicos, la “homeopatía”, la “quiropráctica”, la “osteopatía” y la “medicina magnética”, con sus diversos remedios y practicas dudosas.

Durante la epidemia de cólera del siglo XIX, las tasas de mortandad en el Hospital Homeopático de Londres, operada por los Hermanos y médicos como Edward Cronin (1801-1882) que practicaban la homeopatía, eran tres veces más bajas que la mortandad del Hospital de Middlesex.

Este dato es verdadero y los homeópatas se aferran fanáticamente a esto como una prueba contundente de la efectividad de sus tratamientos, pero durante esos años, nadie sabía como tratar la cólera ni sobre su patología, y mucho menos los homeópatas.

Hasta la fecha, no existe ninguna explicación científica sobre este fenómeno en el Hospital Homeopático de Londres. Es mucho más probable que los protocolos de higiene eran más rigorosos y evitaban contagiar a otros. Además, en este hospital “no sangraban a los contagiados”, como era una práctica común para tratar la cólera y eso en sí, mejoraba el chance de sobrevivencia al contagiado. Pero nada de esto es atribuible a los remedios de la homeopatía.

Cuando la ciencia medica moderna le falla a las personas con enfermedades serías y a menudo terminales, es entendible que muchos busquen a todo costo, la manera de combatir o posponer su muerte. Es aquí donde entran los vendedores de “remedios mágicos” y “diagnósticos confabulados” y sus víctimas los tratan con una reverencia extraordinaria.

Pero la mayoría de homeópatas prefieren ignorar, u olvidar, los resultados de los previos estudios del
2002, o el 2010, y del 2014 sobre la efectividad de la homeopatía, las cuales llegan a la conclusión que este tratamiento alternativo basado en “substancias ultra diluidas” y que “lo igual cura lo igual”, es una charlatanería totalmente inefectiva.

El Medical Research Council de Australia condujo un riguroso análisis y examen de más de mil ochocientos (1,800) estudios y documentos sobre los reclamos de la homeopatía. Su reporte revela que “No existe ninguna evidencia comprobable que apoye los reclamos que la homeopatía sea efectivo en el tratamiento de problemas de salud”.

Los autores de este estudio, muestran mucha aprensión por las personas que siguen usando usando “remedios homeopáticos” en vez de medicinas probadas, porque enfrentan riesgos mayores a su salud y entierran una vez más los reclamos de desarrollados hace 200 años por un médico Alemán que “no tenía ningún interés en patología detallada y aún menos interés en diagnostico y tratamiento convencional”.




Sin embargo, conforme el National Health y el Medical Research Council del Reino Unido, “habrán gran números de personas que no le harán caso a los resultados de esta investigación y que dirán que todo es una conspiración médica”.

Para concluir:

Los practicantes de la homeopatía siempre hablan de la “creación, investigación y el estudio de la ciencia” de la homeopatía, aunque investigación tras investigación desacredita sus reclamos.

Al cuestionar los reclamos de la señora Flor de María García Fernandez, una practicante guatemalteca, ella responde de manera prepotente que “la desinformación de gente ignorante no puede quedar jamás como verdadera”. En otras palabras, de esta manera, desacredita a todas las investigaciones al que cuestiona en lugar de producir alguna evidencia científica, que la respalde.

Mientras tanto, el aficionado fanático a la homeopatía dice; “Yo no creo todo eso, todo es una conspiración médica. Lo único que sé es que me siento mejor con la homeopatía”.

La homeopatía más parece ser, un tratamiento sudo médico, basado en los conceptos espirituales de la “fe y esperanza”. Mientras que la plétora de remedios homeopáticos que consumen sus pacientes (que no tienen ningún efecto médico positivo o negativo), los mantiene enganchados a la “esperanza de salvación por homeopatía”.

Todo esto es muy similar a otros grupos que también niegan la validez de la ciencia y su evidencia y prefieren confiar en las sanaciones instantáneas que ocurren en los grandes auditorios de entretenimiento, durante las “Noches de Milagros”.


https://www.guatemalachroncicle.com

Comparte:

Tags: , ,

More Stories From Investigaciones