Go to ...




RSS Feed

September 22, 2017

Fernando Linares Beltranena – Un diputado impresentable


Comparte:

Cuando el diputado Fernando Linares Beltranena dice que “Las personas con discapacidad solo constituyen un gasto para el país”, solo demuestra la podredumbre de su ser.

En juego está una iniciativa de ley que reconoce los derechos de las personas con discapacidades, establece que las entidades gubernamentales tengan las condiciones necesarias para que los discapacitados puedan acceder a sus instalaciones, crea la Secretaría Presidencial sobre Asuntos de Discapacidad y convierte en entidad autónoma al Consejo Nacional de Personas con Discapacidad (Conadi).


OPINIÓN © J. Russell – Guatemala Chronicle, Mayo, 18, 2017
Puede Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página


Recientemente, cuando un grupo de personas que respalda esta propuesta acudieron al Congreso para pedirle a los jefes de bloque que incluyan en la agenda la aprobación de la iniciativa de ley de personas con discapacidad, Linares Beltranena les dijo que “Las personas con discapacidad solo constituyen un gasto para el país”, aunque luego, el legislador trató de justificarse diciendo que “el subsidio que pretenden es un gasto, no es una inversión. Nosotros los diputados representamos a todos los guatemaltecos y tenemos que ver no solo por programas sociales, sino cuánto cuestan y qué efecto van a tener”.

Como resultado, Linares Beltranena enfrenta una demanda por discriminación y la posibilidad de perder su inmunidad como diputado. Rosidalia Aldana, una de las denunciantes, considera que el diputado fue “despectivo al referirse a los discapacitados como un gasto”.

Es lamentable que el diputado Linares Beltranena como un representante elegido al Congreso de la república para legislar beneficios adicionales a las personas que representa, demuestre una arrogancia e ignorancia tan profunda hacia las necesidades del pueblo Guatemalteco y que juzgue las necesidades de otros, basado en sus propios prejuicios y valores discriminatorios.




Las iniciativas de ley de Linares Beltranena fracasan constatemente y pocos se toman en serio sus propuestas, pero como miembro del mini-bloque PAN, sabe bien lo que hace en el Congreso y, sobre todo, para quién lo hace.

Antes de ser diputado, Fernando Linares Beltranena fue abogado de acusados de narcos, de militares por crímenes del pasado, corruptos y violadores de niños. Fue abogado de adopciones en una época en la que eran dominadas por mafias que engañaban madres para exportar a sus hijos a Estados Unidos en cantidades solo menores a las de China y Rusia. Sus colegas lo describen como “el último dinosaurio de la derecha recalcitrante del Congreso”.

“Yo busco bloquear las reformas con todas los medios legales que existan”, dice Linares Beltranena. Una de sus propuestas fue para declarar “non grato” y expulsar al embajador de Estados Unidos, Todd Robinson, que fue rechazada por la mayoría de diputados, pero esto impulsó la corriente discursiva oficial en contra de ‘la injerencia extranjera’, que encontró mucho apoyo entre los grupos delicuentes y criminales más amenazados por las investigaciones de la CICIG (Comisión Internacional en Contra de la Impunidad Guatemala) y las redadas el MP (Ministerio Público).

Linares Beltranena pertenece al grupo de la sociedad guatemalteca que a menudo nos quiere hacer creer que “no pago impuestos porque se lo roban” es algo bueno, sin entender que los impuestos se pagan para el “bien común” de todos los ciudadanos.

En una sociedad democrática, todos pagamos nuestros impuestos y es la responsabilidad de los diferentes niveles de gobierno, decidir de manera responsable en que gastar nuestro dinero. No es nada democrático decir “solo pago impuestos por lo que uso”, como muchos piensan que debe ser.

Imagínese una sociedad donde todos dijeran;

  • ¿Porqué debo pagar por una acera que no utilizo?
  • ¿Porqué debo pagar por una carretera que no uso porque no tengo automóvil?
  • ¿Porqué debo pagar por un puente que nunca cruzo?
  • ¿Porqué debo pagar por un parque que otros disfruten, cuando ni está en mi pueblo o barrio?
  • ¿Porqué debo pagar por una biblioteca, cuando ni leer libros me interesa?
  • ¿Porqué debo pagar los salarios de los políticos por quienes no voté?
  • ¿Porqué debo pagar por un hospital público que otros usan?
  • ¿Porqué debo pagar por un cementerio municipal para enterrar a otros?

La lista de este tipo de pensamiento egoísta y de tales estupideces es interminable y es lo que promocionan los Libertarios.

Piénselo.

https://www.guatemalachronicle.com

Comparte:

Tags: , , , , , , ,

More Stories From Opinión