Go to ...




RSS Feed

November 22, 2017

TransNacionales y su El Imperio


Comparte:

 TransNacionales

 TransNacionales ==Al examinar el tema del Imperio de las empresas TransNacionales, es evidente que “la forma esencial del poder, está en la capacidad de modelar la mente” (Manuel Castells).

Uno de los aspectos que diferencia el capitalismo actual del capitalismo previo, es el hecho que hoy día, las empresas forman grandes consorcios cuyos nexos están cimentados en el desarrollo de las tecnologías de la información y de las comunicaciones.



OPINIÓN © Luis Eduardo Muñoz Broncy – Guatemala Chronicle, Mayo 03, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página


Esto lo conocemos hoy día como la Sociedad Red Global, que de acuerdo con Manuel Castells está constituida por “Las actividades básicas que configuran y controlan la vida humana en cada rincón del planeta… lo que incluye el manejo de los medios de comunicación a escala planetaria”.

Los principales consorcios mediáticos están interconectados con grupos empresariales que no tienen ninguna relación con medios de comunicación, o cada consorcio tiene medios de comunicación entre sus inversiones, o por lo menos, posee un alto porcentaje de acciones en estos.

Por ejemplo, entre muchos otros, Walt Disney es socio mayoritario de Time Warner y National Geographic y posee una participación significativa en MTV Brasil y el canal Rede o Globo del Brasil. Microsoft posee el 7% de acciones en Televisa, que a su vez posee el 50% del sistema Radiópolis, socio mayoritario del Grupo español Prisa, entre cuyos inversionistas se encuentra el periódico francés Le Monde.

Las relaciones mercantiles descritas anteriormente evidencian que los intereses de las TransNacionales están interconectados y que cualquier actividad productiva debe ser sometida a su dominio.

Veamos los acontecimientos en Venezuela, que se nos pinta como una revuelta de un pueblo cansado de una dictadura izquierdista, donde falta la democracia y de las condiciones miserables en que vive un pueblo en cuyo territorio se encuentran las mayores reservas petroleras del mundo.

Los medios de comunicación mundiales desinforman sobre los acontecimientos en Venezuela y han convertido a las víctimas en verdugos y a los verdugos en víctimas. El objeto es derrocar al presidente Maduro que fue electo democráticamente, para luego instalar un régimen obediente a los intereses de las grandes TransNacionales del petróleo. El otro objetivo es más importante y explícitamente Geopolítico, cuyo propósito es cerrarle el camino a China y limitar su acceso a una fuente de petróleo que es tan necesaria para su continuo desarrollando.

Vale la pena mencionar que Venezuela sólo logra producir el 50% del carburante que necesita y que necesita importar lo que le hace falta. Con la apropiación del petróleo Iraquí y Libio por parte de las TransNacionales de occidente, la imposición de sus precios y condiciones, debilitará a mediano plazo la posición competitiva de China.

Por otro lado, la situación venezolana no es única, En su momento, Ucrania que posee una reserva petrolífera de grandes proporciones y a través de cuyo territorio cruza un gaseoducto que transporta el gas natural desde Rusia a Europa, está siendo asediada por hordas financiadas desde el extranjero.

En un artículo titulado: “Venezuela, Ucrania, Libia, Siria…, la misma estrategia de subversión violenta”, leemos una confesión que confirma lo que afirmamos anteriormente.

Jamal Ramadan, un sastre Sirio, solía venir y ofrecer a aquellos parados y saqueadores 500 libras sirias por salir a las calles… Además los financístas, nos suministraban explosivos con los cuales atacábamos a las fuerzas de seguridad, creando caos, ingobernabilidad y zozobra para que el gobierno dimitiera”.

Esta misma táctica fue utilizada para desarticular a la antigua Yugoslavia de acuerdo con los intereses alemanes. Siria hoy y Libia recientemente, sufrieron los mismos actos vandálicos y los agresores fueron presentados ante el mundo como revolucionarios democráticos y pacíficos, cuando en realidad eran grupos de mercenarios bien organizados y financiados por las agencias de inteligencia de occidente como la CIA norteamericana y el MI6 del Reino Unido.

Este modelo fue planificado y desarrollado a la perfección inicialmente por el partido Nacional Socialista Obrero alemán (Nazi) y ha sido refinado por las poderosas agencias de inteligencia, cuya nueva misión es proteger los intereses de las TransNacionales occidentales, ya que la Guerra Fría ha terminado.

Dicho modelo está conformado por tres fases:

La primera consiste en financiar grupos de mercenarios para que inicien las confrontaciones con las fuerzas de seguridad, de aquí los medios de comunicación obtienen la justificación para informar al mundo que los que protestan son pobladores pacíficos, cansados de la falta de democracia, hambrientos y desprotegidos ante las fuerzas de seguridad represoras.

La segunda fase es la presentación de la realidad invertida, las verdaderas víctimas son presentados como los verdugos y los verdugos como las víctimas. Los grandes consorcios mediáticos se encargan de ganar el corazón de la población de occidente, para luego ganar sus mentes (opinión pública) a través de la mentira.

Mientras tanto, encubren los actos terroristas y descontrolados de los mercenarios en contra de los gobiernos legítimos y de la población en general, que resultan ser las verdaderas víctimas de estas insurrecciones planeadas. Las consecuencias inmediatas son: El cierre del comercio al menudeo, la falta de servicios básicos, la violencia psicológica y el terror de la población cuando llegan a la conclusión que también son víctimas del conflicto.

La tercera fase es la dimisión del gobierno como consecuencia del desgaste ocasionado por la guerra y el terror a que ha sido sometida la población. El resultado directo es la instalación de un gobierno afín a los intereses de las TransNacionales, la persecución de los gobernantes depuestos por crímenes conjurados e imaginarios y la imposición de empresas satélite (sucursales), que luego se encargan de administrar y explotar los recursos estratégicos en consonancia con los intereses de las TransNacionales.

Los ejemplos de esta situación abundan en la reciente historia del sistema capitalista. Por ello, debemos darnos cuenta que la información proveniente de los medios de comunicación siempre tiene el objetivo de presentarnos los acontecimientos mundiales invertidos. Es igual que ver la película Matrix, en la cual la población, deshumanizada, esclavizada y aturdida, solo percibe lo que el programa quiere que vea, mientras que la realidad es otra y totalmente diferente.

Un reconocido comentarista interpreta perfectamente esta situación a partir del mito de la caverna de Platón: “¡Ay, si en verdad tuviésemos la osadía de intentar salir, de liberarnos de nuestra cueva, cápsula o realidad ficticia; entonces quedaríamos en principio cegados, desorientados, aturdidos por la verdadera realidad, pero poco a poco naceríamos a la Realidad-Realidad, la auténtica, más dura, más cruda; pero en la que uno es uno mismo y no la pieza impensante del sistema sin alma que “otros” quieren que seamos!”.

Piénselo

http://guatemalachronicle.com

Comparte:

More Stories From Opinión