Go to ...




RSS Feed

September 22, 2017

Cash Luna – De gira en las Noches de Gloria


Comparte:

Cash Luna == El señor Luna es un ilusionista vulgar que desfalca a las iglesias y ciudades para sus Noches de Gloria, con escenarios controlados, enfermos profesionales y campos magnéticos. 

En el piso más lujoso de su hotel, Luna y sus cómplices disfrutan de los mejores manjares mientras platican sobre lo fácil que ha sido desfalcar las arcas de la ciudad anfitrión y a las iglesias locales que los esperan ansiosamente en el escenario.



Investigación: © J. Russell – Guatemala Chronicle – Actualizado Mayo 03, 2017
Es permitido Citar/Copiar/Compartir este artículo, siempre que incluya un enlace a esta página


Durante sus giras desde EE.UU hasta Punta Arena con su show Noches de Gloria, la cercanía de un aeropuerto internacional dispuesto a recibir el avión privado del Señor Cash Luna, es indispensable. 

Días atrás, un ejercito de trabajadores han instalado 30 mil sillas y una plataforma enorme para acomodar las gigantescas pantallas de televisión, el ostentoso equipo de sonido, las lujosas cámaras de televisión, decenas de micrófonos, el equipo músico y una serie de cuartos tras el escenario, para acomodar a sus cómplices.

Durante las previas dos semanas, los locutores de las radiodifusoras locales han susurrado; “Ten fe y ven, pide tu milagro con “Cash” Luna”, anunciando la pronta transfiguración de este personaje en la ciudad, como que fuera la esperanzada aparición de una divinidad.

Aunque el evento es supuestamente gratis, los pastores emprendedores de esta extravaganza le han sacado un millonario patrocinio al gobierno de turno, así como enormes contribuciones de las municipalidades (sin el conocimiento de los contribuyentes), aportes económicas de las iglesias (que los llevan casi a la quiebra) y donaciones de dinero (por individuos acaudalados).

Como recompensa, el Señor Luna los reconocerá publicamente, ya que es un honor incomparable tenerlo en su ciudad y ser parte del equipo desfalcador.

Los pastores, empresarios y emprendedores de este evento, reciben una invitación privada a la Conferencia Matutina VIP. Los boletos cuestan $1,500 dólares por entrada y se venden en menos de una semana. Con 200 invitados por sesión, los ingresos para el Señor Luna, son unos $300 mil dólares y hay dos sesiones.

Un verdadero Cristiano dice; “. . . Mil dólares mensuales, seria para un misionero y su familia el sustento por 25 años . . . una vida”.

Durante las Conferencias Matutinas VIP, Luna les da a sus invitados una charla motivacional, los reconoce como sus ungidos y preferidos y lo usa como parte de su programa de reclutamiento para el CIEM(Vease – Pastor de “Cash” Luna, ejecutado en México.

El señor Luna no es siempre bienvenido. Lejos del regocijo eufórico que aparenta dar su presencia, su llegada causa contiendas y divisiones profundas entre las iglesias evangélicas. Muchos pastores se oponen ferozmente a las Noches de Gloria en su ciudad.

Algunos se quedan callados, otros participan por intimidación, pero los más valientes como Benjamín Vargas Bethancourt, representante de 202 iglesias y 14 mil feligreses en Tabasco, México, se desligan valientemente y anuncian; “. . . nosotros no tenemos ninguna relación de participación con (“Cash” Luna)tenemos nuestros propios programas” .

Varios políticos, han negado al Señor Luna la oportunidad de aprovecharse de los recursos económicos de sus ciudades. En México, el gobernador de Chiapas le denegó montar sus Noches de Gloria en Tapachula, al igual que el gobernador de Querétaro.

En el 2010, Enrique Borja, quien dijo representar; “los 50 lideres mas influyentes de la iglesia evangélica en México”, lo invitó a la ciudad de Puebla, México, para celebrar el Bicentenario Mexicano.

Pero, se armó un lio tan enorme que finalmente el evento se canceló, cuando la Alianza de Pastores, dirigida por Octavio Aquino y Ricardo Salas, declararon que ellos eran; “los únicos quienes pueden autorizar y organizar la visita de “Cash” Luna a Puebla”.

Raúl Marroquín, el Director de Noches de Gloria respondió; No importa, hay otras invitaciones . . . “.

Toma meses, organizar las Noches de Gloria. Negociaciones gruesas entre dueños, empresarios y emprendedores de las iglesias participantes, determinan quien recibirá los derechos y comisiones de cada franquicia; hoteles, comida, transporte, seguridad, boletos aéreos, alquiler de sillas y equipo, limpieza, alquiler del estadio, transporte urbano, parqueo, publicidad, boletos, uniformes y walkie-talkies, etc.

Al confirmar las fechas, el pisto (dinero) empieza a fluir en todas direcciones y los interesados lamen ferózmente el pozo de oro, para agazapar sus tajadas. Hasta los tamales salen a precio de caviar. Tampoco se ve alguna factura, ya que las obras de Dios, siempre se manejan bajo la mesa.

Algo que si destaca en las Noches de Gloria, es el Comité de Beneficios Sociales. Este comité, se encarga de asegurarse que; “Ni un solo centavo de la recaudación, sea donado a un hospital, orfanato, manicomio, prisión, enfermos, viudas, hambrientos u otros desafortunados”. Lo que más tiene este comité es numerosos ejecutivos, que cobran muchos honorarios.

Empieza el Show
Tras unas cortinas al fondo del escenario, los equipos de cómplices y enfermos profesionales que pronto recibirán sus milagros esperan nerviosamente, acompañados de numerosos asesores espirituales, cuya función es engatusarlos.

Varios actores visten batas médicas, para darle más credibilidad a los enfermos frente al publico y las cámaras. Estos saben, lo que le gusta a “Cash” Luna.

El estadio está casi lleno y cientos de personas se apresuran hacia las pocas sillas que quedan disponibles. Los demás se quedan parados en grupos familiares tratando de ver el escenario. “Ni Soda Stereo podía reunir tanta gente”, comenta alguien en las graderías.

Una grúa enorme equipada con cámaras, registra todo lo que pasa en el estrado y lo proyecta en las pantallas gigantes. Música suave sale de las bocinas y mientras esperan el comienzo, el publico empieza a aplaudir y vociferar y a cada rato, alguien da un grito entusiástico. De repente . . .!, todas las luces se apagan y la gente empieza a gritar y a brincar tanto, que el estadio empieza a vibrar.

¡Boom . . .! Como una explosión nuclear, se prenden numerosas luces a colores, e iluminan el cielo nocturno de púrpura, blanco, amarillo, azul y rojo, mientras que la música explota de las bocinas a un volumen increíble, creando un frenesí entre el publico.

Raúl Marroquín Aldana, el Maestro de Ceremonias, cruza el escenario lentamente hacia el micrófono y lo toca varias veces; toc, toc, toc, asegurándose que funciona. Satisfecho, empieza a gritar; Bienvenidos Cancún! Bienvenidos México!”, repitiéndose, hasta que la euforia en el estadio llega a su máximo. Entonces pregunta; ¿“Está listo el Espíritu Santo”? y las palmas resuenan, hasta ensordecer.

El show dura más de 3 horas y la primera hora consiste de numerosas canciones religiosas por las bandas de rock, sermones, oraciones y pláticas interminables sobre milagros, que transitan al público desde la alegría al sollozo y de regreso a la alegría. La plática más apasionada, es sobre la virtud de donar a la organización y obra del Pastor “Cash” Luna.

¡De repente . . .! Sale un hombre vestido de blanco. Sonríe coqueto y camina hacia el centro del escenario. Es pequeño, tiene la voz aguda y un tic en el cuello, como si le molestara la corbata.

En ese momento, 40 mil personas alzan las manos hacia el cielo y gritan. Las lagrimas se derraman sobre sus caras y con bocas abiertas, hacen sonidos en lenguas extrañas.

Si, es la estrella del show, el que todos esperan; el astuto y avaricioso Pastor Carlos “Cash” Luna con todo y su Doctorado falso de Teología; el vendedor ilustre de Pociones Serpentinas, Hipnotista y Faquir, a quien ni su apodo le da vergüenza.

Sin pelos en la lengua, el Señor Luna empieza con esta declaración; “En mi boca esta el poder de la vida y de la muerte, Hablaré palabras de vida y no de muerte, de salud y no de enfermedad, de riqueza y no de pobreza, de bendición y no de maldición, porque en mi boca hay un milagro”.

Pero . . . esto es una mentira y un engaño enorme, ya que el 7 de Junio, 2014, Nancy Hernandez Álvarez murió en la ciudad de Villahermosa, Tabasco, México, momentos después de ser declarada curada por “Cash” Luna.

Luego . . . Para demostrar que tiene poderes divinos y con lagrimas en la cara, Luna coloca su Biblia en el suelo y anuncia que el “Espíritu Santo está presente” y que se ha manifestado como un campo energético.

Para que el público le crea, primero reta a sus ayudantes a traspasar ese campo imaginario con “Ven, pide a Jesús tu Milagro”. Uno por uno, sus ayudantes chocan contra el campo energético imaginario, como que fuera electrificado y caen regados por el escenario, convulsionando.

Poco a poco, todos en el público se sienten eufóricos, como bajo los efectos placenteros de las drogas opiáceas, una experiencia endorfínica, solo que hipnotizados, buscando ser embriagados y Luna los embriaga, usando las técnicas más antiguas de los ilusionistas y magos profesionales. Nada que ver con el Espíritu Santo.

Todo lo que Luna les dice se lo creen, porque ya les dijo que; “En mi boca esta el poder . . . en mi boca hay un milagro” y la prueba de esto es el supuesto campo energético que tira a todos al suelo, como lo ha demostrado.

Ahora le toca a los pastores y líderes que financiaron este circo. Los forma frente al escenario, afirmando que el Espíritu Santo los lanzará al suelo, como una onda expansiva; “Cuando diga ahora, levanta las manos, ahí mismo lo vas a sentir”. Momentos después les dice; “levanta ahora” y todos se tiran al suelo.

El estadio irrumpe en aplausos, gritos y llantos. Otros, parados más atrás en el escenario ya con las manos en alto, miran a su alrededor y también se tiran al suelo, con efecto retardado. Más aplausos, gritos y llantos descontrolados del publico.

Luego . . . Luna declara; “La fe está ligada a la siembra y a la cosecha” y que; “uno no puede engañar a Dios pidiéndole algo que no ha sembrado”. Entonces pregunta; “¿quiénes necesitan un milagro”? y la mitad del estadio levanta la mano. Seguido por; “¿Y quiénes necesitan un milagro económico?” y todos en el estadio levantan la mano.

Los aplausos, gritos y llantos sacuden el estadio, cuando el Señor les promete a todos, que desde esa noche,“sus economías mejorarán”.

En ese momento, aparece una cuadrilla de recolectores con baldes en mano, que descienden sobre el publico como langostas hambrientas para recolectar dinero, inconscientes de que la promoción decía; Entrada Gratis. Los baldes rebalsan y los recolectores piden más baldes, porque el promedio de dinero en las ofrendas, resulta mucho más que si habrían vendido boletos.

El equipo encargado de evadir el control monetario y lavado de dinero, lleva las ofrendas directamente al avión, inconformes con tanto billete arrugado.

Mientras los recolectores casi se desmayan bajo el peso de los baldes, el Señor Luna decide que ese momento es el oportuno para declarar que; “Hay ciegos en este momento que ahora pueden ver, paralíticos que ahora pueden caminar, tumores y cánceres que están desapareciendo y que los con SIDA, han sido sanados”.

No hay ninguna evidencia que esto haya ocurrido en algún lado visible del estadio, pero, para reforzar sus reclamos, empieza a hablar en jerigonza (en lenguas).

Empiezan los Milagros

La actividad más popular del show es los milagros, ya que esto es lo que todos han venido a ver y el señor Luna usa tres elementos fundamentales, para realizarlos.

  1. El Escenario Controlado,
  2. los Enfermos Profesionales
  3. y la Ilusión de un Campo Energético.

La expectativa de ver “milagros” en el estadio, es tan enorme, que nadie se fija en lo que está por suceder.

¡Ojo . . .! Nunca vemos a “Cash” Luna, realizar algún milagro. Solo presenta a personas que han sido supuestamente curadas por milagros, en algún otro lado del auditorio y ahora veamos lo que ocurre.

¡Primero . . .! Previamente “Cash” Luna colocó una Biblia en el suelo y nos dió la ilusión que una onda de campo energético (el Espíritu Santo) está activo sobre el escenario (Los que chocaron contra el “campo energético” y cayeron convulsionando). El público asume o cree que el poderío del campo energético es el Espíritu Santo y que sigue presente en el escenario.

¡Segundo! . . . Entonces, “Cash” Luna le pregunta al público; “¿quienes han recibido un milagro?”. Pero . . . pocos se fijan, que solo 5 o 6 personas se levantan y suben al escenario para declarar que han sido sanados de algún malestar insignificante.

Estas personas son genuinas, pero Luna se deshace de ellos en el escenario lo más pronto posible, ya que no son milagros espectaculares y el público está perdiendo interés (Esta técnica crea altibajos durante el show).

¡Tercero! . . .! El público, solo quiere oír relatos de milagros espectaculares y para eso, se necesita contar con un grupo de experimentados, más bien, su propio equipo de Enfermos Profesionales.

Otra vez . . . pocos se fijan que al lado del escenario se empieza a formar una fila de supuestos incapacitados y enfermos, que no se han visto entre el publico anteriormente.

Rodeados de dos o tres asesores espirituales, cada uno se sube en fila al escenario para ser presentados ante “Cash” Luna y le cuentan que hace un rato en un lugar desconocido del estadio, recibieron un calentamiento en alguna parte de sus cuerpos y que ahora están sanados.

Aclaración . . . No todas las personas sobre el escenario son farsantes. La mayoría de asesores espirituales son genuinos, aunque ingenuos y no saben que los enfermos, son empleados de Luna.

Para oficializar los reclamos de sus enfermos, el Señor Luna consulta a menudo con unos tipos que visten batas blancas, fingiendo ser médicos.

Son tantos los milagros, que es imposible re-contarlos aquí. María viajó desde Uruguay, para ser sana de poliartritis reumatoidea en una de sus rodillas. Rafael (8), con un problema congénito y en silla de ruedas, empezó a dar sus primeros pasos. A Gabriel, se le devolvió la vista. Alejandra, con polineuritis múltiple, luego de varios atrasos en su vuelo y en migración, recibió su milagro. Yasti (8), con displasia degenerativa, quedó sanada.

Claramente el Señor Luna, es un experto en sanar la cojera imaginaria y la ceguera selectiva.

“Endy no podía correr, antes del servicio de milagros”Véase descripción de Sindrome de Guillain-Barré. Pero . . . “Cash” Luna dice que; “Hace seis años Endy fue diagnosticada con el síndrome de Gillain-Barrett . . . Según el médico que le acompañó . . . “el síndrome Barrett destruye el movimiento de los músculos y nervios desde los pies hacia arriba, hasta que el paciente queda vegetal e incluso puede llegar a morir”. Endy solo caminaba de puntillas y había perdido la fuerza en los dedos de los pies. Luego de testificar su sanidad, Endy . . . recorrió apresuradamente . . . como no lo podía hacer y dijo; “Jesús lo hizo en mí . . . hoy salgo sana y puedo caminar realmente”.

Aunque caminar en puntillas y no poder correr no son síntomas de esta enfermedad, en la televisión esta mujer atractiva se ve bien, así que este milagro, promocionado por “Cash” Luna, es otra farsa y una mentira descarada.

“Keily no podía leer la Biblia, antes del servicio de milagros” Dijo Mariela, la madre de Keily . . . llegaron a la iglesia con la convicción que algo extraordinario pasaría, le dijo a su hija que tratara de leer -sin anteojos- la Biblia y le fue imposible. Durante la ministración de milagros, el Espíritu Santo se manifestó en la pequeña Keily sintiendo un “fuerte calor en los ojos” . . . y le avisó a su mamá, quien le dijo . . . que se quitara los lentes y leyera nuevamente la Biblia . . . Keily pudo leer; “El Señor es mi pastor, nada me faltará”. Al dar su testimonio, Keily dijo; “me siento feliz y muy diferente… hasta pensé que estaba soñando”.

Leer la Biblia con lentes, no es una enfermedad reconocida por el gremio médico, así que este milagro promocionado por “Cash” Luna, es otra farsa y otra mentira descarada.

¡Cuarto! . . . La mayoría de personas curadas por “Cash” Luna, tienen dejo extranjero. Más bien, no son de la región o la ciudad donde se conduce la Noche de Gloria. Los enfermos curados, hablan con acentos diferentes y tampoco son conocidos por los miembros del publico, pero la euforia y la bulla en el estadio es tan inmensa, que nadie se da cuenta.

En el escenario, “Cash” Luna finge sorpresa con cada milagro que le cuentan. Su actuación es patética, ni lo hace bien. Algunos cargan sus exámenes médicos como supuestas pruebas. Luna examina esta papelería, como que fuera el Dr. Gregory House de Guatemala, experimentado en todo diagnóstico médico.

El único a quien Luna le pasa su micrófono, es al médico en la bata blanca que los acompaña y este solo afirma lo que le contó el enfermo. Cuando Luna los sopla con el soplo del Espíritu Santo y les dice chao, se molesta cuando alguien que no ha quedado bien hipnotizado, no se cae hacia atrás.

Hacia el fin del espectáculo, el Señor Luna empieza a burlarse de los supuestos enfermos que los asesores espirituales le siguen presentando. Esto señala que está aburrido y se quiere ir. La música comienza a sonar otra vez y levanta su Biblia del piso, para así desmantelar el campo energético y desactivar al Espíritu Santo.

Se despide y el show termina. Cientos dicen que recibieron muchas bendiciones y que volverán mañana para la segunda Noche de Gloria, trayendo más dinero aún, para regalárselo al Señor Luna.

El público, exhausto de tantos aplausos, gritos y llantos, empieza a retirarse. Seguridad, mantiene separados a los actores que se ríen y comparten anécdotas chistosos de sus recientes actuaciones. Para ellos, su trabajo ha terminado. Mañana en la noche le toca el turno al otro equipo de Enfermos Profesionales, actualmente descansando, en otro hotel.

Algunos Pastores, se percatan de la gran estafa que han presenciado y se quedan boca abiertos. La vergüenza los abruma y se callan, conscientes de que lo que han visto, no es ninguna obra de Dios. Los rumores y comentarios que han escuchado anteriormente e ignorado, se han vuelto realidad. La próxima vez que llegue este circo, no lo apoyarán.

Examinemos los Milagros

No hay ningún presunto milagro hecho en las Noches de Gloria, que no puedan duplicar los brujos, ilusionistas, hipnotistas, o los practicantes de la Ciencia Cristiana, Mormonismo, Catolicismo, Meditación Transcendental, Yoga, Hinduismo, Sanaciones Psíquicos, Cienciología, o los sacerdotes de la Nueva Era, etc.

Evidencia contundente del control de la mente sobre el cuerpo, demuestra que los Brujos Africanos, Sacerdotes Voodoo y los Aborígenes Australianos, pueden hacer morir a alguien dentro de un tiempo fijo y la persona muere, pero nadie diría que es obra del Espíritu Santo, ni que fue un milagro.

Datos proporcionados por médicos experimentados, revelan que en 75%, o sea tres de cada cuatro casos de enfermedades que tratan, el paciente se recupera, sin necesidad de asistencia médica o medicina. Otros estudios en los EE.UU., demuestran que 55% a 60% de los pacientes que piden tratamiento médico, sufren de enfermedades psicosomáticos.

Un curandero religioso como Luna se aprovecha de estos datos y dentro de un ambiente histérico y emocional, produce curas fenomenales. Pero, nada de esto es milagroso.

Algunas personas afirman honestamente, haber tenido curas milagrosas y creen que Dios los ha sanado, pero los hechos demuestran que no tenían ninguna enfermedad y que su malestar era psicosomático. Esto quiere decir que aunque manifestaban algún malestar físico, el problema raíz era mental o emocional y se curaron por sugestión.

El Doctor William S. Sadler, investigó 30 casos de sanaciones milagrosas, hechas por el evangelista y curandero Oral Roberts y encontró que; “todos los casos eran como consecuencia de shock psicológico e histeria” y afirmo que durante 25 años de investigación simpatético de milagros, no había observado ni un solo caso de sanación de enfermedad orgánico.

También existe el fenómeno de remisiones espontáneas, en donde la enfermedad desaparece inexplicablemente. Esto ocurre en uno de cada 80 mil casos de pacientes con cáncer. Joseph Mayerle, un cantinero de Washington, EE.UU., estaba consumido de cáncer y le dieron pocos meses de vida. Varios meses después, el cáncer había desaparecido completamente. No creía en Dios, no rezó y no le pidió a nadie un milagro.

Otro milagrero fraudulento, fue el evangelista y curandero Peter Popoff, quien decía curar a los enfermos y revelaba detalles personales de las personas en el auditorio. Desenmascarado por James Randi en 1987, resulta que usaba un pequeño audífono en su oído y que su esposa le mandaba mensajes e información sobre los enfermos, desde el cuarto de control de sonido.

Muchos afirman que hay que tener fe en Dios, para ser curados y que sin fe, no hay milagros. Esta afirmación es desmentida por el mismo Señor Luna cuando en una de sus Noches de Gloria, un joven se le coló al escenario y dijo haber sido curado de su padecer, con todo y calentamiento del área afectado.

Cuando Luna le preguntó cuanta fe tenía, el joven dijo que; “no era creyente en Dios y que no tenía fe”. Sorprendido, Luna, le pregunto; ¿”Pero tienes fe ahora?” y el patojo respondió; “creo que sí”. ¡Vaya! . . . Seguramente, alguien del equipo recibió una buena puteada, esa noche.

Conclusión y reto al Señor “Cash Luna”

“Yo fui y recibí un milagro”, no es ninguna confirmación de que halla ocurrido algo especial. Desde la antigüedad, han existido personas que hacen milagros. El primer mago mencionado en la historia, es descrito en un papiro 2 mil años Antes de Cristo.

Apollonius de Tyana, el famoso filósofo Griego hizo milagros, curó a los enfermos y resucitó a los muertos. Jean Robert-Houdin (1805-1871) fue el primer ilusionista en usar un campo magnético y todos han oido del doblador de cucharas Uri Geller, así como del ilusionista David Copperfield.

Nadie diría que estos hacían milagros ni que estos trucos eran la obra de Dios y lo que hace el Señor Luna, ni compara.

La “Sociedad Americana de Cáncer” dice; “evidencia científica disponible, no respalda reclamos que la fe pueda curar enfermedades físicas”, ya que; “la muerte, discapacidad y otros resultados no deseados han ocurrido, cuando se ha elegido “curación por fe”, en lugar de cuidado médico para lesiones y enfermedades”.

La prestidigitación (conjurar o hacer trucos), es una de las más antiguas formas de entretenimiento.

Tenemos algunas preguntas;

  • ¿Si acaso pierdes tu fe, te vuelves a enfermar después de ser curado por el Señor Luna?
  • ¿Hay alguna reunión anual donde los curados por el Señor Luna se juntan para celebrar y re-contar su mejora?
  • ¿Tiene disponible el Señor Luna algun base de datos sobre la eficacia de sus milagros afirmados? Y, si NO, ¿Porque NO?
  • ¿Porque no existe la transparencia financiera sobre la recaudación y gastos en las Noches de Gloria?
  • ¿Estaría dispuesto el Señor Luna visitar un hospital publico e invitar al Espíritu Santo a curar a algún enfermo, que tenga fe?

El Señor “Cash” Luna, tiene la palabra, pero es probable . . . que no ponga la cara. Cualquiera de sus seguidores en el submundo de explotación económica y engaño espiritual le puede hacer llegar el reto que aquí lanzamos, para que responda a lo que hemos documentado.

Este tema no se esfumará y hasta que se aclare, el Señor Luna seguirá siendo una; “Enorme espina infecciosa, atascada en el cuerpo de la iglesia Cristiana”.

Fuentes de Referencias: Rose L. Faith Healing. Baltimore: Penguin Books, 1971., Nolen W. Healing: A Doctor in Search of a Miracle. New York, 1974, Random House Inc., Emery CE. Are they really cured? Providence Sunday Journal Magazine, Jan 15, 1989., Randi J. The Faith Healers. Amherst, N.Y.: Prometheus Books,1987., Witmer J, Zimmerman M. Intercessory prayer as medical treatment? An inquiry. Skeptical Inquirer 15:177-180, 1991., Joyce CRB, Weldon RMC. The objective efficacy of prayer: A double-blind clinical trial. Journal of Chronic Diseases 18:367-377, 1965., Collipp PJ. The efficacy of prayer: A triple-blind study. Medical Times 97:201-204, 1969., Byrd RC. Positive therapeutic effects of intercessory prayer in a coronary care unit population. Southern Medical Journal 81:826-829, 1988., Posner G. God in the CCU? A Critique of the San Francisco Hospital study on intercessory prayer and healing. Spring, 1990., O’Laoire S. An experimental study of the effects of distant, intercessory prayer on self-esteem, anxiety, and depression. 1997., Walker SR. Intercessory prayer in the treatment of alcohol abuse and dependence. 1997., Sicher F, Targ E. A randomized double-blind study of the effect of distant healing in a population with advanced AIDS. 1998., Harris WS. Controlled trial of the effects of remote, intercessory prayer on outcomes in patients admitted to the coronary care unit. 1999., Aviles JM. Intercessory prayer and cardiovascular disease progression in a coronary care unit population: Mayo Clinic Proceedings. 2001., Simpson WF. Comparative longevity in a college cohort of Christian Scientists. JAMA 262:1657-1658, 1989., Comparative mortality of two college groups. CDC Mortality and Morbidity Weekly Report 40:579-582, 1991., Asser S, Swan R. Child fatalities from religion-motivated medical neglect. Pediatrics 101:625-629, 1998., Barrett S. The origin and current ctatus of Christian Science. Quackwatch, Dec 18, 2009., McNichol T. The new faith in medicine. USA Today, April 7, 1996, p 4., Sloan RP, Bagiella E, Powell T. Religion, spirituality and medicine. Lancet 353:664-667, 1999., King M, Speck P, Thomas A. The effect of spiritual beliefs on outcome from illness. Social Science & Medicine 48:1291-1299, 1999., Gorski T. Should religion and spiritual concerns be more influential in health care? Priorities 12(1):23-26, 41, 2000.

http://guatemalachronicle.com

Comparte:

Tags: , ,

More Stories From Investigaciones